Comprar un proyector reacondicionado puede ser una excelente manera de ahorrar dinero en la compra de un proyector. Hay algunas cosas que debe tener en cuenta al comprar un proyector reacondicionado que hará que la experiencia sea más productiva y agradable. Ya sea que el proyector se compre para instalarlo en un sistema de cine en casa o con el fin de realizar presentaciones aéreas en un aula, es importante seleccionar el mejor producto para la aplicación.

Comprar un proyector reacondicionado puede ser una forma ideal de ahorrar dinero.

Lo primero a considerar es el tipo de proyector que se necesita. Los proyectores pueden funcionar de diferentes formas; Los proyectores SVGA son más baratos, pero solo son adecuados para proyecciones pequeñas o medianas, mientras que los proyectores XVGA tienen una calidad de imagen más nítida y pueden usarse para proyecciones grandes. El brillo del proyector también es un tema en el que pensar; Cuantos más lúmenes tenga un proyector, más costoso se vuelve y es posible utilizar un proyector de bajo lumen en muchos entornos. También es importante pensar en cómo el proyector recibirá los datos para proyectar: ​​de una película, una computadora portátil, un disco duro portátil u otro dispositivo, por ejemplo.

Los proyectores pueden funcionar de diferentes formas.

Para las personas que no tienen mucha experiencia en la compra de proyectores, puede ser útil pedirle a un experto recomendaciones de modelos específicos y recomendaciones de especificaciones más generales. Estos pueden usarse para seleccionar una gama de modelos que serían adecuados, para generar una lista de compras que se puede usar cuando se busca un proyector renovado.

La mayoría de los proyectores de películas incluyen un sistema de bobina, lámpara, lente y sistema de audio como componentes principales.

Es una buena idea determinar los precios de los proyectores nuevos, usados ​​y reacondicionados para tener una idea del alcance esperado. Si un proyector reacondicionado no es mucho menos costoso que un proyector nuevo, sería mejor comprar uno nuevo. Del mismo modo, si una empresa ofrece un proyector reacondicionado a un precio inusualmente alto, el conocimiento del precio promedio de los proyectores puede ayudar al consumidor a evitar un mal trato.

Algunos proyectores reacondicionados o reacondicionados se reacondicionan en la fábrica, utilizando piezas específicas de fábrica. Estos proyectores tienden a ser la mejor compra, porque generalmente están respaldados por una buena garantía y los estándares de calidad en la fábrica son altos. Los proyectores reacondicionados de puntos de venta y vendedores privados pueden haber sido reacondicionados con piezas que no son de fábrica y pueden carecer de garantías y otras protecciones.

Otra cosa en la que pensar es en la facilidad de mantenimiento. Si se ha descontinuado un modelo, puede ser difícil conseguir lámparas de repuesto y otras piezas según sea necesario, lo que puede convertir un proyector reacondicionado en un tope de puerta costoso la primera vez que necesite mantenimiento de rutina.

El proyector reacondicionado ideal se reacondicionará de fábrica, con una garantía de respaldo y piezas que están fácilmente disponibles. El precio debe estar en línea con los precios obtenidos durante la etapa de investigación de precios del proyecto de compra, y si se envía el proyector, debe incluir una política de devolución gratuita en caso de que esté dañado o no funcione como se esperaba.

Los epidiascopios fueron un tipo de proyector temprano.