Cirugía de cálculos renales: qué esperar y cómo funciona

Cuando un paciente no puede eliminar los cálculos renales por sí solo, es el momento de la cirugía de cálculos renales. Hay varias opciones quirúrgicas para tratar los cálculos renales y cada una funciona de manera ligeramente diferente. En todos los casos, el paciente debe esperar pasar al menos algunas horas en el hospital y posiblemente algunos días.

Piedras renales junto a una regla para mostrar el tamaño.

Para cualquier tipo de cirugía de cálculos renales, el médico confirmará la presencia de cálculos renales antes de la operación. También se evaluará la salud general del paciente para confirmar que es un buen candidato para la cirugía. Los pacientes serán entrevistados sobre cualquier historial de reacciones a medicamentos o anestésicos, y el paciente generalmente se reunirá con un anestesiólogo para hablar sobre qué esperar del anestésico utilizado, que puede variar desde un sedante suave hasta una anestesia completa en la que el paciente está totalmente dormido.

Anuncios

Los pacientes generalmente no pueden comer ni beber durante varias horas antes de la cirugía, debido a preocupaciones sobre las reacciones al anestésico. Durante la cirugía, un médico romperá los cálculos renales o los extraerá, según el procedimiento. Una vez que se completa la cirugía, al paciente se le administrarán medicamentos para compensar la anestesia o el sedante utilizado. Después de la cirugía, el paciente recibirá antibióticos profilácticos para prevenir infecciones, junto con instrucciones de cuidado para el sitio quirúrgico.

Un riñón con un cálculo renal.

En la forma menos invasiva de cirugía de cálculos renales, la litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC), el médico intentará romper los cálculos renales desde fuera del cuerpo con una onda de sonido o un impulso eléctrico, para que el paciente pueda pasar los cálculos de forma independiente. Este procedimiento incluye el uso de un tinte marcador y un dispositivo de imágenes médicas para que el médico pueda identificar la ubicación de las piedras.

Anuncios

El tipo de cirugía de cálculos renales realizada depende de las necesidades de cada paciente.

La ureteroscopia es otra opción quirúrgica, generalmente realizada bajo anestesia general. En este procedimiento, el médico inserta un dispositivo en el uréter y extrae los cálculos renales o intenta romperlos con un láser en litotricia con láser, utilizando la cámara del dispositivo para ver qué está sucediendo dentro de los riñones. Esta cirugía de cálculos renales puede incluir la colocación temporal de un tubo de drenaje en los riñones para promover el drenaje rápido de líquidos después de la cirugía.

Se puede realizar un análisis de orina para detectar cálculos renales.

Anuncios

La nefrolitotomía percutánea es una opción más invasiva. En este procedimiento, el médico hace una pequeña incisión en la espalda para acceder directamente al riñón, insertando herramientas médicas en un catéter colocado en la incisión con el propósito de ver el riñón y extraer los cálculos renales. Este procedimiento también se realiza bajo anestesia general y tiene un tiempo de recuperación de unos días.

Los riñones desempeñan un papel crucial para mantener la sangre limpia y químicamente equilibrada.

También es posible que un cirujano decida una cirugía abierta para tratar los cálculos renales. Esta es una opción extremadamente rara, ya que la mayoría de las otras técnicas quirúrgicas lograrán el objetivo deseado de eliminar los cálculos renales. La cirugía abierta tiene un tiempo de recuperación mucho más largo, ya que requiere la creación de una incisión larga para acceder al riñón, y el paciente tendrá que vivir con tubos de drenaje durante unos días o semanas después de la cirugía.

Anuncios

Los pacientes generalmente reciben antibióticos preventivos después de una cirugía de cálculos renales.

 

Mira estos Artículos

Subir