Con tantos dispositivos que funcionan con baterías disponibles en la actualidad, seguir las prácticas adecuadas de almacenamiento de baterías es importante para casi todos. Las baterías químicas se parecen más a hogazas de pan que a verduras enlatadas en términos de vida útil , por lo que es vital que los consumidores almacenen las baterías de manera que maximicen su utilidad. Los días de tirar baterías sueltas en un cajón oscuro junto con docenas de otros artículos domésticos olvidados deberían convertirse en un recuerdo lejano si maximizar la vida útil de una batería es una prioridad.

Baterías

Una cosa que el consumidor debe saber sobre el almacenamiento adecuado de la batería es que la temperatura es crítica. Las baterías no deben almacenarse en cajones o estantes cerca de fuentes de calor como estufas, interiores de automóviles, calentadores de agua o serpentines de refrigeradores. El calor excesivo, especialmente sin ventilación, puede hacer que el interior de las baterías se expanda. El estrés de la expansión puede hacer que las costuras se rompan, lo que a su vez libera el líquido alcalino de la batería. Una batería sin sellar es una batería inutilizable, sin mencionar un peligro para la salud y un desastre difícil de limpiar.

Una batería.

Algunas personas pueden haber escuchado que las baterías pueden almacenarse indefinidamente dentro de un refrigerador o congelador. Esta práctica ralentiza ligeramente las reacciones químicas dentro de la batería, pero no lo suficiente como para calificar como almacenamiento seguro de la batería. La humedad dentro de un refrigerador puede hacer que las baterías se hinchen y se rompan, y las baterías congeladas deben descongelarse por completo antes de que puedan producir electricidad. El exceso de condensación que se forma durante el proceso de descongelación también puede dañar los circuitos electrónicos.

Baterías recargables.

También es importante quitar las baterías de los dispositivos antes de guardarlos a largo plazo. Las baterías se pueden guardar en muchos electrodomésticos durante algunas semanas sin que se produzcan efectos nocivos, pero mantener las baterías químicas en una serie durante meses puede ser peligroso. Puede haber un circuito completo incluso si el dispositivo en sí está en la posición “apagado”. Las baterías continúan produciendo un hilo de energía eléctrica y esto a su vez genera calor. Es posible que las baterías no puedan ventilar este calor, por lo que desarrollan fugas alrededor de sus costuras.

El almacenamiento adecuado de la batería en un área seca y fresca con suficiente ventilación puede extender la vida útil de la mayoría de las baterías químicas. Las baterías viejas que han perdido su carga deben desecharse por separado de la basura doméstica normal, al igual que otras sustancias químicas como limpiadores domésticos, pintura y solventes. Las baterías nuevas y viejas nunca deben combinarse en ningún dispositivo electrónico. Cuando las baterías viejas ya no producen una carga útil, deben reemplazarse todas al mismo tiempo por baterías nuevas.

Las baterías no deben almacenarse cerca de las bobinas del refrigerador.