Significado de Acarofobia

La definición de acarofobia es el miedo irracional y continuo a los ácaros o gusanos que causan picazón y malestar. Por lo general, las personas afectadas por esta enfermedad presentan síntomas como dificultad para respirar, sudoración excesiva, náuseas, palpitaciones, temblores, confusión mental y miedo a la muerte.

El trastorno puede llevar al individuo a un estado de locura, descontrol, desapego de la realidad o ataques de estrés e intolerancia con las personas que le rodean.

Este tipo de fobia se origina en el inconsciente de las personas como un mecanismo que las defiende de algún trauma pasado que tiene que ver con el ataque de insectos y / o arácnidos , picazón provocada por animales, picaduras, entre otros.

Cuando es estimulado, el acarofóbico manifiesta una respuesta directa al miedo. En los casos más graves, el sujeto siempre está en alerta. En su estado inicial, la acarofobia provoca solo una respuesta puntual al estímulo provocado por alguna amenaza.

La acarafobia es un trastorno que se considera raro y el diagnóstico del trastorno debe ser preciso, ya que la mayoría de las personas muestran miedo a los insectos, ácaros y otros animales en todo el mundo sin tener necesariamente acarofobia.

Solo aquellos que presenten síntomas que conduzcan a la fobia deben recibir un tratamiento especial y un seguimiento por parte de los profesionales sanitarios.

Si no se trata rápidamente, la acarofobia puede tener un efecto devastador en la persona, comprometiendo su calidad de vida y la de todos los que la rodean.

En la película Possessed (Bug), estrenada en 2006 por el director William Friedkin, quien dirigió El exorcista, una pareja tiene la terrible sensación de ser perseguida por insectos invisibles.

Su paranoia llega a un extremo cuando se aíslan en una habitación de hotel y sellan las paredes con papel de aluminio para protegerse de las supuestas criaturas.

Existen varios tratamientos para la acarofobia. Uno de ellos es la Programación Neurolingüística , que estudia cómo el paciente crea una realidad en la que está en todo momento al borde de ser víctima de insectos y pequeños animales.

Esta terapia reconstruye las partes de la memoria que conducen a la acarofobia, devolviendo al paciente a su estado normal.

Otro tratamiento es la Psicología Energética, que es una especie de acupuntura emocional basada en una práctica ancestral.

La víctima de la acarofobia también puede consultar a un psicólogo, quien le ayudará a superar y controlar su miedo a través de conversaciones y asesoramiento o acudiendo a Terapia Cognitiva, en la que se fomentan los cambios de comportamiento mediante ejercicios prácticos.