Significado de Administrador de Empresas

Es posible entender a los administradores de empresas de dos formas: como un profesional licenciado en Administración de Empresas o como quien administra, gobierna y / o dirige un establecimiento público o privado, no necesariamente capacitado en el área.

En todo caso, sea que el administrador tenga un título de licenciatura o no, es necesario que exhiba ciertas actitudes y comportamientos y que utilice ciertos recursos para lograr los objetivos.

Es importante señalar que existen varios tipos de administradores para los más diversos niveles de responsabilidad administrativa. Por tanto, las cualidades de un administrador buscadas por una empresa dependerán del nivel al que se le asigne el profesional.

El administrador es responsable de dirigir las actividades de otras personas y asumir la responsabilidad de alcanzar ciertos objetivos a través de la suma de esfuerzos.

Podemos resumir las capacidades básicas que necesitan todos los administradores en tres:

Técnica : esta es sin duda la capacidad más conocida y concreta. Se refiere al manejo de procesos y equipos. Consiste en conocimientos especializados, habilidades analíticas dentro de la especialidad requerida y rapidez en el uso de instrumentos y técnicas para cada materia. Por lo general, es la capacidad requerida para casi todas las personas que solicitan un empleo.

Humana : si la capacidad técnica está relacionada con el uso de instrumentos y procesos, la humana, a su vez, se ocupa de la capacidad del administrador para trabajar con personas.

Aquí se analiza su capacidad para trabajar de manera eficiente como miembro de un grupo y saber cómo hacer un esfuerzo conjunto en la búsqueda de los resultados deseados.

El Administrador no solo necesita poder escuchar y comprender lo que los demás tienen que decir, sino también comunicar de manera comprensible lo que espera de los demás participantes del grupo.

En este caso, tu actitud es decisiva y no puede ser solo ocasional, ya que es a partir de ahí que se creará un ambiente de buena voluntad y seguridad en el que todos se sientan libres para cooperar y aportar.

Conceptual : se refiere a la capacidad del administrador para percibir la organización como un todo compuesto por partes interdependientes, es decir, los cambios en una afectan a todas las demás, cuando se realiza una observación interna.

Esta percepción también debe estar relacionada con el papel de la organización en el ámbito en el que opera (sea industrial, comercial, etc.), en la comunidad, en el ámbito político, social y económico. Es posible decir, de esta manera, que la capacidad conceptual se relaciona con la aplicación de las capacidades humanas y técnicas simultáneamente.

Aunque estas tres capacidades son necesarias para cualquier gerente independientemente del nivel de responsabilidad en el que estén asignadas, el predominio de la capacidad puede variar según el nivel.

Qué es Administrador de Empresas