El amor debe ser simple, entendido como ese sentimiento en el que dos personas se unen, tienen la libertad y la disposición necesaria para crecer juntos y comenzar un proyecto de vida en común. Sin embargo, también está el poder de lo prohibido y la lucha contra los obstáculos que buscan impedir la formación de la pareja.

Historias imposibles

El amor prohibido inspiró grandes historias en el cine y la literatura . De hecho, en el contexto televisivo, las telenovelas muestran la trama de dos protagonistas que se conocen y se enamoran, sin embargo, pronto descubren vivir un amor prohibido porque hay una barrera que los separa. De ahí surge la base argumentativa de las historias que solo se resuelve al final.

Una forma de amor prohibido es la historia de un sentimiento clandestino que surge entre dos personas, porque uno o ambos ya tienen otro amor. Es decir, hay un triángulo amoroso ante esta situación, o bien una doble historia de vida.

Las personas que inician una historia de amor con algo que hace imposible confundir el amor con la superación constante de obstáculos y dificultades, viven en la cuerda floja de la emoción continua.
La persona amada parece ser toda felicidad, un remanso de bienestar cuya ausencia se vive como un verdadero drama.

En el imaginario colectivo, Romeo y Julieta se convirtieron en dos personajes de la cultura popular como símbolo del romanticismo ligado a la imposibilidad de un amor marcado por diferencias irreconciliables.
Desde el punto de vista psicológico, este tipo de relatos se alimenta de la obsesión que produce en el inconsciente el concepto de límite que nutre la ley del deseo. Mientras que un amor posible es fuente de felicidad, por el contrario, el poder de lo imposible trae desolación, angustia, tristeza, desesperación y vulnerabilidad.

Tipos de amor prohibido

Es muy complejo para los seres humanos querer regalar su corazón y no poder hacerlo libremente. Esto puede desembocar en una lucha interior , un ideal inconsciente en el que el protagonista recrea imágenes de felicidad con el propósito de sus sueños , pero que en realidad impone un freno. Aunque el amor se materialice, es muy posible que solo esté vinculado al dominio del underground.

Hay muchos tipos de amor con estas características. Por ejemplo, cuando una persona se enamora de alguien comprometido, cuando ama locamente a alguien a quien no corresponde, cuando permanece enamorado de un viejo amor que llegó a su fin contra su voluntad. Son historias en las que la tentación está presente y la persona sufre una lucha interior.
En la literatura, el personaje de Anna Karenina, de la obra de León Tolstoi, muestra el trágico desenlace de la protagonista luego de haber vivido un amor clandestino que la llevó a abandonar a su esposo e hijo.