Descubre las funciones y características de un bioindicador

Significado de Bioindicador

Los bioindicadores son indicadores biológicos de la calidad de un ambiente y los cambios que ha sufrido con el tiempo, ya sea antropogénico o natural.

Sin embargo, su aplicación principal es medir los impactos de las actividades humanas en los ecosistemas. Los procesos que ocurren dentro de un individuo, especies individuales o incluso comunidades enteras pueden servir como bioindicadores.

Varios grupos taxonómicos pueden servir como bioindicadores, sin embargo, no todos los procesos biológicos, especies o comunidades son buenos parámetros para la calidad del medio ambiente.

Anuncios

En general, las especies (o conjuntos de especies) utilizadas como bioindicadores son aquellas con tolerancias ambientales moderadas.

Las especies muy sensibles o con tolerancias muy amplias no son buenas para reflejar la respuesta de otras especies presentes en el medio ambiente.

Sin embargo, esto no es una regla: comunidades enteras compuestas de especies con las más diversas tolerancias ambientales también pueden usarse como indicadores de calidad ambiental.

Anuncios

En general, los buenos bioindicadores deben tener una buena capacidad para proporcionar una respuesta medible que refleje la respuesta general de la población, así como para responder al grado de perturbación proporcionalmente. Además, debe ser abundante y común, y bien estudiado.

Ejemplos de Bioindicadores

A continuación se presentan algunos ejemplos de organismos que pueden usarse como bioindicadores:

Como se mencionó anteriormente, ciertos cambios en el medio ambiente pueden afectar los procesos que ocurren dentro de los individuos, que a su vez pueden servir como bioindicadores.

Anuncios

Un ejemplo es la trucha de la especie Oncorhynchus clarkii, que habita en corrientes de agua fría en los Estados Unidos.

Los individuos de esta especie toleran temperaturas máximas entre 20 y 25ºC. Por encima de este rango, producen una proteína que tiene la función de proteger las funciones vitales de las células del estrés térmico.

La cantidad de esta proteína se puede usar para medir cuánto ha cambiado el ambiente, ya que el aumento de la temperatura del agua en estas corrientes está relacionado con diversas actividades humanas, como el pastoreo, la quema y la tala.

Anuncios

Los macroinvertebrados bénticos se usan ampliamente como bioindicadores de la calidad del agua.  Son fáciles de muestrear (generalmente son sésiles o tienen poca movilidad, además de ser grandes), tienen ciclos de vida largos y son extremadamente sensibles a diferentes concentraciones de contaminantes.

Los líquenes son extremadamente sensibles a la contaminación del aire y se consideran buenos indicadores de la calidad del aire.

Incluso la presencia o abundancia de ciertas especies en un ambiente puede ser indicativo de su calidad. Las llamadas aves de caza, generalmente de las familias Tinamidae, Cracidae, Columbidae y Anatidae, son un ejemplo.

Anuncios

Estas aves suelen ser grandes, tienen un vuelo limitado y anidan en el suelo, lo que las convierte en objetivos fáciles para los cazadores.

Si estas aves son abundantes en un área determinada, es una buena indicación de que la presión de caza no es intensa en la región. Otros grupos, como mamíferos, mariposas, plantas, etc., pueden ser indicativos de la calidad de la preservación forestal.

Mira estos Artículos

Subir