Significado de Biología Celular

En 1663, Robert Hooke colocó fragmentos de corcho bajo la lente de un microscopio y, de sus observaciones, nació la biología celular. Esta rama de la ciencia, también conocida como citología , tiene como objeto de estudio las células, abarcando su estructura (morfología o anatomía) y su funcionamiento (mecanismos internos de la célula).

Importancia

La citología cobra importancia porque, en conjunto con otras herramientas o no, busca comprender el mecanismo de varias enfermedades, ayudar en la clasificación de los seres y, además, por ser un conocimiento precursor o necesario en varias áreas de la actualidad, como la biotecnología.

Por este motivo, varios contenidos de la biología celular están estrechamente relacionados con los de la biología molecular ,histología , entre otros.

Las células son la unidad fundamental de la vida. Esto significa que, con la excepción de los virus , todos los organismos vivos están compuestos por ellos.

En este sentido, podemos clasificar a los seres vivos por su constitución celular o complejidad estructural, con la existencia de células unicelulares y multicelulares.

Los organismos unicelulares son aquellos que están compuestos por una sola célula, mientras que los multicelulares están formados por más de una. En cuanto a su tamaño, existen células muy pequeñas que solo son visibles al microscopio, como bacterias y protozoos , y células gigantes visibles a simple vista, como fibras musculares y algunas algas..

Al igual que ocurre con el tamaño, las células vienen en muchas formas: rectangulares, esféricas, estrelladas, entre otras. Esto se debe a que la forma es un reflejo de la función celular ejercida, por ejemplo, las fibras musculares son afiladas y largas, lo cual es apropiado a su carácter contráctil.

Entre los diversos tamaños y formas de células, existen básicamente solo dos clases de células: las procariotas , en las que el material genético no está separado del citoplasma , y las eucariotas , cuyo núcleo está bien delimitado por una envoltura nuclear llamada biblioteca.

En resumen, se puede decir que la diferencia entre clases radica en la complejidad de las celdas.

Las células procarióticas tienen pocas membranas, en general, solo la que delimita al organismo, llamada membrana plasmática. Los seres vivos que tienen este tipo de células se denominan procariotas y el grupo representativo de esta clase son las bacterias.

Las células eucariotas, en cambio, son más complejas y ricas en membranas, con dos regiones muy individuales, el núcleo y el citoplasma. Así, los portadores de esta clase de células se denominan eucariotas, con varios representantes de este grupo, como animales y plantas, por ejemplo.

La constitución de cada célula varía mucho según su clase, tipo y función. Esto se aclarará a continuación. Con fines educativos, separemos la célula en tres partes: membrana plasmática , estructuras externas a la membrana y estructuras internas de la membrana.

La membrana plasmática o celular es la envoltura que separa los ambientes interno y externo de las células. Está presente en todo tipo de células y está compuesto por fosfolípidos y proteínas . Esta membrana tiene una característica de suma importancia para el mantenimiento de la vida, la permeabilidad selectiva.

Esto significa que todo lo que entra o sale de las células depende directamente de la membrana celular.

La estructura antes mencionada es algo muy delicado, por ello han surgido estructuras que aportan mayor resistencia a las células: la pared celular , la cápsula y el glucocáliz.
La pared celular es una capa permeable y semirrígida, lo que proporciona una mayor estabilidad en cuanto a la forma de la celda. Su composición varía según el tipo de célula y su función está relacionada con la protección mecánica.

En este sentido, las paredes celulares están presentes en varios organismos, como bacterias, plantas, hongos y protozoos.

La cápsula, a su vez, es una envoltura que se produce en algunas bacterias, generalmente patógenas, fuera de la pared celular.
Su función también es la de defensa, pero, a diferencia de la pared celular, proporciona protección contra la deshidratación y, además, es una estructura análoga a un sistema inmunológico.

En el aspecto morfológico, su espesor y composición química varían según la especie, en el caso de un polímero orgánico. El glicocáliz, por su parte, es una capa formada por glicidos asociados, externamente, a la membrana plasmática. Aunque el glucocáliz no confiere rigidez a la célula, también tiene una función de resistencia.

Aparte de eso, confiere capacidad de reconocimiento celular, inhibe agentes externos y retiene moléculas de importancia para la célula, como los nutrientes.

En cuanto a la parte interna de la membrana celular, existe una enorme diversidad de estructuras con las más diversas funciones.
Para facilitar la comprensión, se puede dividir en citoplasma y material genético, que, en los procariotas, está suelto en el citoplasma.

El material genético está compuesto por ácidos nucleicos ( ADN y ARN ) y su función es comandar la actividad celular.

Debido a que se transmite de la célula progenitora a la progenie, es la estructura responsable de transmitir la información hereditaria. El citoplasma, en cambio, corresponde a todo lo demás, compuesto por la matriz citoplasmática o citosol , depósitos citoplasmáticos y orgánulos.

El citosol está compuesto de agua, iones, proteínas y varias otras moléculas importantes para la célula. Por ser acuoso, se encarga de ser el medio en el que ocurren algunas reacciones y locomoción dentro de la célula.

En cuanto a los depósitos, estas son las concentraciones de diversas sustancias liberadas en el citosol.

La importancia de estas estructuras está relacionada con la reserva de nutrientes o pigmentos. Finalmente, los orgánulos no tienen un concepto bien definido, pero, a grandes rasgos, son todas estructuras internas con funciones definidas, como ribosomas , mitocondrias , complejo de Golgi , retículas endoplásmicas , entre otras.

Sus funciones van desde la síntesis de proteínas hasta la respiración celular .

De todas formas, la citología es un área extensa de la biología que se comunica con otras disciplinas para concatenar conocimientos para poder utilizarlos en ciencias aplicadas, como en terapia génica o ingeniería genética , por ejemplo.

Qué es Biología Celular