Significado de BRICS

Las siglas BRICS se refiere al grupo económico de cinco países clasificados como emergentes, que son Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La creación de dicho acrónimo (sin la “s” final) fue creada por Jim O’Neill, un economista británico, en 2001, cuando tenía la intención de definir un grupo compuesto por países emergentes que se encontraban en una situación económica similar, analizando proyecciones demográficas, sus modelos de acumulación de capital y crecimiento de la productividad en sí.

Estos países, a elección de O’Neill, fueron Brasil, Rusia, India y China, formando inicialmente el bloque BRIC.

Para el economista, existía la posibilidad de que estos países pudieran incluso superar las economías de las seis naciones más ricas del planeta, el llamado G6 (Estados Unidos, Alemania, Japón, Reino Unido, Italia y Francia, desde el año 2050 en adelante).

El concepto de BRIC, hasta ese momento, era visto por economistas y politólogos como una forma de clasificar un grupo de países que estaban en desarrollo y tenían un alto potencial económico.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, la coordinación entre los cuatro países comenzó informalmente en 2005 a través de una reunión de trabajo, en paralelo a la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

En 2007, Brasil organizó una nueva reunión, comprobando el interés de dichos países para profundizar el diálogo entre los países.

Una reunión de cancilleres tuvo lugar en 2008 y, más tarde en 2009, los jefes de estado y de gobierno comenzaron a reunirse cada año para constituir una nueva entidad político-diplomática.

A diferencia de la Unión Europea (UE) y el Mercosur, los BRICS no pueden ser reconocidos oficialmente como un bloque económico, ya que no contienen ningún registro o estatuto formal.

Incluso con esta cuestión de no ser un bloque político o una alianza comercial formal o militar, los BRICS negocian numerosos tratados de comercio y cooperación con el objetivo de aumentar su crecimiento económico.

Objetivos del BRICS

BRICS busca actuar junto con foros multilaterales para fortalecer las posiciones del grupo y también para democratizar la gobernanza internacional. Además, los BRICS tienden a firmar acuerdos entre los propios países miembros en diversas áreas, como agricultura, cultura, ciencia y tecnología, turismo, salud, entre otros.

En 2011, Sudáfrica también se unió al grupo BRIC, cambiando así el nombre a BRICS, agregando la “s” mayúscula como una forma de representar a Sudáfrica.

Los BRICS, según expertos políticos, pueden representar una amenaza real para los grandes potenciales económicos del mundo actual, como la Unión Europea y los Estados Unidos.

Dentro de los BRICS, se encuentra aproximadamente el 45% de la fuerza laboral del planeta, generando aproximadamente el 20% del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo anualmente.

Banco BRICS

Durante la Cumbre celebrada en 2014, en Fortaleza, Ceará, conocida como la VI Conferencia de la Cumbre BRICS, los países miembros oficializaron la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), popularmente llamado “Banco de los BRICS“.

En julio de 2015, el banco tuvo su apertura oficial, con un capital de 100 mil millones de dólares.

Esta institución financiera fue creada con el objetivo de ayudar en el financiamiento de infraestructura y proyectos de desarrollo sostenible en economías emergentes y países en desarrollo.

El Nuevo Banco de Desarrollo es un medio alternativo para el Banco Mundial o el propio Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las oficinas centrales del banco están ubicadas en Shanghai, China, además de tener una oficina en Johannesburgo, Sudáfrica.