Significado de Clase Social

Clase social es un término utilizado para dar la impresión de que existen distancias sociales significativas en la sociedad.

Esto significa que los individuos y los grupos son diferentes entre sí y ocupan diferentes lugares en la sociedad.

Este es uno de los conceptos centrales en Sociología y, por lo tanto, es uno de los más discutidos y también uno que termina obteniendo definiciones más diferentes.

Sin embargo, sociológicamente, no se puede hablar de clases sociales sin señalar la existencia de relaciones desiguales entre ellas.

En la práctica, esto significa que siempre hay una relación de dominación entre una clase y otra. La diferencia en la posibilidad de acceso al poder político, el poder económico, los bienes culturales, la educación y otros prestigios valorados en nuestra sociedad, marca la diferencia entre las clases sociales.

Hablando estrictamente, podemos decir que las clases sociales solo existen y solo pueden entenderse dentro de su carácter relacional.

Esto significa que una clase existe solo en relación con otra, de la misma manera que no se puede decir que una ciudad está lejos sin tener un punto de referencia para decir lo que está cerca.

Por lo tanto, no se puede hablar, por ejemplo, de una “clase dominante” sin la existencia de una “clase dominada“.

La sociedad misma solo puede entenderse como una maraña de relaciones, donde una cosa existe solo en relación con otra.

Además, las clases sociales se componen de grupos, familias e individuos, pero existen independientemente de sus deseos, a pesar de que influye en la forma en que estos grupos y sujetos piensan y cómo actúan en la sociedad.

Si la noción de clase social sirve principalmente para marcar las distancias reales y las desigualdades que existen entre las diferentes partes de la sociedad, también abarca una idea de conflicto de intereses.

Es en el pensamiento marxista que estos choques se exploraron mejor como un tema central para comprender la modernidad.

Para Marx y Engels, la historia de todas las sociedades es la historia de estos conflictos fundamentales, que llaman lucha de clases.

Según esta lógica, para comprender la historia sería necesario investigar cómo, en diferentes momentos, las clases más y menos privilegiadas se enfrentaron para garantizar sus intereses.

Para el pensamiento marxista, en la era moderna, que comenzó después de la industrialización y el establecimiento del capitalismo, esta lucha tiene lugar principalmente entre la burguesía y el proletariado.

La clase dominante de una época, según el pensamiento marxista, para controlar la economía, también controla todos los demás aspectos de la vida social, dominando el aparato político y legal y ejerciendo su dominio en el campo de las ideas, es decir, definiendo la ideología hegemónica.

Entre los dos polos extremos, compuestos de dominante y dominado, encontramos niveles intermedios, donde uno encuentra lo que algunos llaman la clase media.

La definición de qué es la clase media y cómo se comporta también es un tema importante de debate en Sociología, y en algunos contextos, su propia definición puede ser objeto de disputas políticas.