Significado de Conductismo Radical

En 1945, Burrhus Skinner publicó el libro “El análisis operacional de los términos psicológicos”, como un intento de responder a las corrientes internalistas del conductismo y también influenciado por el conductismo filosófico.

Con la publicación de este libro se marcó el origen de la corriente conductual denominada comportamiento radical , que se desarrolló no como un área de investigación experimental, sino como una propuesta de reflexión sobre el comportamiento humano.

La investigación empírica es el campo del análisis de comportamiento experimental, mientras que la implementación práctica es parte del análisis de comportamiento aplicado.

En este sentido, el conductismo radical es una filosofía de la ciencia del comportamiento.

Skinner era radicalmente anti-mentalista, ya que consideraba no pragmáticas las nociones internalistas (elementos mentales como origen de la conducta) que componen las diversas teorías psicológicas existentes. A pesar de esto,

Skinner nunca negó en su teoría la existencia de procesos mentales, solo argumentó que es improductivo buscar estas variables para motivar las actitudes humanas.

Según el pensamiento de Skinner al analizar una conducta (cognitiva, emocional o motora), es necesario considerar el contexto en el que ocurre y los eventos involucrados en esta conducta.

El conductismo skinneriano niega la importancia científica de los indicadores mediacionales, ya que para Skinner el ser humano es una entidad única y uniforme, oponiéndose a la idea del hombre como compuesto de cuerpo y mente, porque para él no es posible disociar o distinguir elementos humanos.

Los principios del condicionamiento operante fueron desarrollados por Skinner, además de sistematizar el modelo de selección por consecuencias para explicar una conducta.

La teoría del condicionamiento operante sigue el principio de que la ocurrencia de un estímulo llamado estímulo discriminativo aumenta la probabilidad de que ocurra una respuesta, y después de la respuesta sigue un estímulo reforzante, que puede ser un refuerzo (positivo o negativo) que estimula la conducta (aumentando su probabilidad de ocurrencia), o un castigo que inhibe la ocurrencia de la conducta posteriormente en situaciones similares.

Además de lo dicho sobre el comportamiento humano, el conductismo radical propone explicar el comportamiento animal a través del paradigma de selección de consecuencias.

El conductismo radical propone, de esta manera, un paradigma de condicionamiento estadístico y no lineal, en oposición al paradigma lineal y reflejo de las líneas teóricas anteriores del conductismo.

En resumen, Skinner sostiene que la mayor parte del comportamiento humano está operativamente condicionado.