Significado y Definición de Determinismo

Por determinismo entendemos un sistema en el que todo proviene de causas anteriores, haciendo necesarios e inevitables los efectos que se derivan de estas causas.

En su sentido más amplio, determinismo es el nombre moderno de la antigua idea de Demócrito, que las leyes causales controlan el movimiento de los átomos y que todo, incluyendo la mente humana, en última instancia consiste en átomos.

Por lo tanto, todo estaría controlado por tales leyes causales.

Aunque éste es el origen del término, y se han planteado cuestiones sobre el determinismo desde la antigüedad, su evolución fue rápida a lo largo de los siglos XIX y XX, y hoy en día existen muchas formas de determinismo, dependiendo de las condiciones previas que se consideren determinantes de un acontecimiento o acción.

La versión más fuerte se conoce como Determinismo Absoluto. En esta forma de determinismo todo sería necesario e inevitable debido a una única causa inicial (también llamada Primera Causa), aunque puede haber varios procesos causales hasta los efectos actuales, y todo lo que experimentamos hoy en día sería una consecuencia de esta única causa inicial.

Algunas formas de determinismo pueden ser probadas empíricamente como las derivadas de las ideas de la física y la filosofía de la física.

Con la evolución de la física en general, y las teorías que presentan nuestros universos como indeterministas en particular, las discusiones sobre el determinismo se hacen cada vez más frecuentes también en el siglo XXI.

En una forma más ligera, el determinismo se entiende generalmente como determinismo causal, una variación de la comprensión de la causalidad, que en la física y la filosofía de la física se conoce simplemente como causa y efecto.

Es el concepto de que los eventos dentro de un paradigma dado están vinculados a la causalidad de tal manera que todo el estado (de un objeto o evento) está completamente determinado por los estados anteriores.

Lo opuesto al determinismo es el indeterminismo. En este tipo de debate, el determinismo suele contrastarse con el libre albedrío, sobre todo cuando se trata del determinismo absoluto.

Los debates sobre el determinismo han existido desde la Antigua Grecia, podemos encontrar en fragmentos de filósofos estoicos, e incluso antes, discusiones sobre los efectos de aceptar el determinismo, especialmente cuando se aplica a las acciones humanas.

Según estos autores, si el mundo entero estuviera absolutamente determinado, incluyendo las acciones humanas, entonces todo sería por una causa anterior. Así sería también con nuestro acuerdo y desacuerdo sobre las actitudes que tomamos en la vida, si esta causa no estuviera en nosotros, sino en algo anterior a nosotros.

Si admitimos que la realidad funciona de esta manera, tendríamos que admitir que las acciones producidas por este acuerdo o desacuerdo no están en nuestro poder. De ello se deduce que no habría justicia en los castigos y la censura que aplicamos en nuestra sociedad.

A esto se suma que los defensores del determinismo absoluto sostienen que podría darse el caso de que el papel de quienes aplican el castigo y la censura también esté determinado por estas mismas causas previas.

Con esta discusión vemos cómo la comprensión del determinismo es fundamental para la cuestión del libre albedrío. El determinismo en sentido estricto implica sólo un futuro posible. Lo contrario sería el azar, una forma de indeterminación.

En el azar, el futuro es impredecible, lo que permite asumir futuros alternativos, de modo que la cuestión se convierte, como un presente real se realiza a partir de estas alternativas.

que es determinismo