Significado de Diversidad Lingüística

La diversidad se refiere a la abundancia de cosas diferentes, a la variedad y la diferencia. La lingüística, a su vez, es lo que pertenece o está relacionado con el lenguaje (el sistema de comunicación que nos permite abstraer y comunicar conceptos) o con el lenguaje (el sistema de comunicación verbal propio de los seres humanos).

La diversidad lingüística, en este caso, está relacionada con la existencia y coexistencia de diferentes idiomas. El concepto defiende el respeto por todos los idiomas y promueve la preservación de aquellos que están al borde de la extinción debido a la falta de hablantes.

El estudio de la diversidad lingüística, también conocido como el estudio de la diversidad lingüística, tiene como objetivo establecer una conexión entre el aprendizaje y el respeto de las diferencias de vocabulario de cada país o región, por ejemplo.

Un idioma desaparece cuando el último miembro del grupo social que habla muere. En estos casos, la transmisión de generación en generación a través de la cual los padres enseñan la lengua materna de sus hijos falla.

La desaparición de la lengua implica una pérdida de conocimiento muy importante e irrecuperable: es por eso que la diversidad lingüística es igualmente relevante.

Se estima que hay más de 6000 idiomas en el mundo. Oceanía es el continente con la mayor diversidad lingüística debido al hecho de que existen numerosos grupos aborígenes que defienden su lengua materna.

Significado de Diversidad Lingüística

En otras regiones del mundo, por otro lado, un idioma dominante ha prevalecido sobre el resto. Este es el caso, por ejemplo, en los Estados Unidos de América, donde el inglés condujo a la extinción de los idiomas de la mayoría de los habitantes nativos.

Y cuando hablamos en lenguaje, la comunicación es una de sus funciones principales. Es a través de él que los seres humanos pueden cuestionar, comprender argumentos y lograr desarrollarse.

Diferencias Lingüísticas

Y las diferencias lingüísticas existentes son una herencia histórica transmitida de generación en generación, que forma parte de la identidad cultural de un pueblo. Por ejemplo: en Brasil, el portugués se utiliza como idioma nacional, sin embargo, ha sufrido varias variaciones a lo largo de los años, lo que ha generado diversidad lingüística.

Cada región de Brasil tiene una diferencia en la comunicación, que se conoce como “acentos”, por ejemplo.

Otro punto importante a mencionar sobre la diversidad lingüística es que está cada vez más amenazada, ya que cada vez más idiomas están desapareciendo. Y cuando una lengua desaparece, también lleva consigo su herencia cultural e intelectual.

Como consecuencia de la desaparición de los idiomas, sólo hay daños a las comunidades locales de hablantes, pero también a la humanidad en general. Y esto es algo que está presente en la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos, elaborada en la ciudad de Barcelona, ​​España, en 1996.

En los últimos años se han movilizado varios grupos, entre ellos investigadores y también oradores, para hacer de la asociación de la diversidad lingüística un tema vinculado a las políticas culturales, es decir, convertirlas en un patrimonio inmaterial.

Las culturas encuentran el lenguaje como su principal vehículo de expresión; cuando un idioma deja de existir, la cultura en cuestión corre el riesgo de tener el mismo destino.