Significado de Ecofascismo

Se ha llamado Ecofascismo ciertas prácticas de grupos que defienden la conservación del medio ambiente.  Que son vistos como dictatoriales, cuestionando algunas de las libertades fundamentales de los ciudadanos.

Debido a que quieren imponer conceptos ecológicos a las personas que a menudo son superfluas, cuestionables o incluso poco prácticas.

Actualmente, la expresión utiliza grupos políticos y sociales no asociados con el movimiento ecológico y, al mismo tiempo, una corriente disidente de los ecologistas convencionales, los llamados ecologistas sociales.

En primer lugar, es importante recordar que la expresión “fascismo” alude al movimiento político que dominó Italia durante gran parte de la primera mitad del siglo XX.

En la doctrina fascista, se glorifica el sacrificio individual por el ideal nacional, así como el uso de la violencia extrema hacia los disidentes.

De una manera muy simple, algo similar estaría sucediendo en el comportamiento de muchos de los movimientos ecológicos más radicales.

El término ecofascismo llegó a usarse como una crítica al movimiento ecológico, especialmente a muchos de sus más fervientes partidarios.

De hecho, este es un término vago, popularmente acuñado, desde el punto de vista de quienes entienden que los defensores verdes interfieren cada vez más en las libertades fundamentales de las personas.

Un ejemplo seria en el caso de las bolsas de plástico de los supermercados, que generaron gran controversia.

La ecología como movimiento en su sentido más profundo se centra en la percepción de que la crisis ecológica requiere un cambio fundamental en los valores.

Cambio de la visión antropocéntrica del mundo al ecocentrismo, que implica una profunda reflexión y respeto por el mundo natural.

Ecología Social

Algunos partidarios de la ecología social usan el término de manera incorrecta para atacar el corazón del movimiento ecológico.

Es término utilizado por algunos ecologistas sociales que intentan vincular a los defensores de los principios fundamentales de la ecología con los movimientos políticos fascistas.

Tal sectarismo por parte de los ecologistas sociales hizo de la idea de un ecofascista un término de simple ataque contra los ambientalistas.