¿Qué es el acabado en frío?

Significado | Concepto | Definición:

Anuncios

Un acabado en frío, o acabado en frío, es una estrategia que se utiliza para alterar la forma y mejorar la resistencia de diferentes tipos de metal. Usado comúnmente con acero y metales similares, este enfoque implica el uso de un enfoque que no sea calentar el metal para cambiar la forma del metal en barras u otras formas al mismo tiempo que se endurece el producto de metal terminado. De hecho, el proceso a veces se denomina endurecimiento en frío en referencia al resultado de usar este método en particular en el trabajo de metales.

El uso de un martillo para aplanar la tubería de cobre puede considerarse un acabado frío.

Si bien el nombre "acabado frío" evoca imágenes del uso de frío extremo para gestionar el proceso, este enfoque se trata más de la ausencia de calor que de la aplicación de frío. Un ejemplo simple de cómo manejar un acabado frío en un metal tiene que ver con cambiar la forma de una sección de tubería de cobre . El uso de herramientas simples, como un martillo, para aplanar la tubería, eventualmente dará como resultado una nueva forma que es mucho menos flexible y tiene un mayor grado de resistencia que la sección redondeada original. Esta sección más plana y resistente se puede utilizar en aplicaciones que antes no hubieran sido posibles.

Anuncios

Este mismo proceso de usar presión para aplanar y, por lo tanto, fortalecer metales para su uso en aplicaciones específicas se puede emplear con varios metales. Por ejemplo, el acero se puede remodelar de esta manera, agregando gradualmente resistencia a las secciones remodeladas y haciendo que el producto terminado sea ideal para usos específicos. Una barra de acero con acabado en frío se puede usar fácilmente en proyectos de construcción para agregar un grado de estabilidad a la construcción que sería difícil de lograr con otros materiales. Como parte del proceso de modelado, el acabado en frío también permite moldear y refinar la forma de los objetos a las dimensiones requeridas. El resultado final también puede incluir una superficie lisa que se logra con el uso de la presión constante ejercida sobre la superficie del metal durante la ejecución de este método de conformación del metal.

El uso de una técnica de acabado en frío permite formar una amplia gama de componentes que se pueden utilizar tanto en maquinaria como en proyectos de construcción. Los engranajes y otras partes de la máquina se pueden formar utilizando este enfoque, creando componentes que soportan una gran cantidad de desgaste. Si bien es posible terminar un metal en frío a mano en algunos casos, el uso de equipo capaz de proporcionar una inmensa presión sobre los metales es un enfoque más común en la actualidad.

 

Mira estos Artículos

Subir