Significado | Concepto | Definición:

El algoritmo de las abejas imita el comportamiento de las abejas para realizar búsquedas, priorización y otras tareas. Fue desarrollado en 2005 y se ha aplicado a una variedad de problemas de optimización. El objetivo es determinar la mejor solución a un problema, ya sea una consulta de búsqueda o la asignación de recursos. Los procesos de toma de decisiones utilizados por las abejas en la naturaleza para resolver problemas relacionados con el manejo de colmenas pueden ser igualmente efectivos en otros entornos.

Abeja.

Una colmena individual utiliza una combinación de dos métodos de búsqueda para devolver datos; en este caso, información sobre fuentes alimentarias. El primero es el uso de exploradores, que escanean una región al azar para localizar áreas específicas o vecindarios que probablemente den buenos resultados. Los exploradores informan a la colmena y las otras abejas deciden qué vecindarios buscar más intensamente para localizar recursos útiles. Esta combinación de patrones de búsqueda locales y aleatorios puede ser óptima para algunos entornos de búsqueda.

En el algoritmo de las abejas, el programador puede decidir cuántos exploradores enviar, expulsándolos para realizar búsquedas aleatorias en todas las direcciones. Localizan las fuentes más probables de datos útiles, o las soluciones más óptimas en una variedad de opciones, e informan con estos datos. Las búsquedas localizadas más intensivas en estas regiones pueden devolver los mejores resultados, clasificados en términos de relevancia, efectividad y otras características que el programador pueda establecer.

Este es un ejemplo de inteligencia de enjambre, donde un algoritmo implica la creación de un grupo de entidades que trabajan juntas para resolver un problema. Esto puede diferir de los algoritmos más lineales, que se mueven a través de una serie de pasos para encontrar los mejores resultados. El uso del algoritmo de las abejas puede permitir a los investigadores, gerentes y otras personas con preguntas que necesitan respuesta, examinar rápidamente una gran biblioteca de posibles resultados para obtener los mejores y clasificarlos por preferencia para determinar cuál seguir.

Los operadores humanos no son los únicos que pueden usar el algoritmo de las abejas. Los sistemas automatizados también pueden utilizarlo en sus procesos de toma de decisiones. Este algoritmo flexible puede proporcionar una variedad de opciones, lo que permite que el sistema seleccione la mejor para resolver un desafío determinado. Para la robótica avanzada, la creación de redes neuronales y temas similares, el algoritmo de las abejas ofrece una serie de aplicaciones complejas y funcionales. Los investigadores también pueden evaluar el éxito de varios resultados para enseñar al algoritmo cómo comportarse en el futuro.