Los datos brutos se pueden extraer y estudiar para discernir los hábitos de compra de los consumidores en un análisis basado en el mercado.

El análisis de la cesta de la compra consiste en utilizar técnicas de minería de datos para analizar los datos de compra de los clientes para encontrar patrones y relaciones entre los productos comprados. Esta información puede ayudar a un minorista a diseñar espacios de compras en el sitio o de comercio electrónico . También se puede utilizar para desarrollar campañas de marketing. La evaluación puede ser costosa, por lo que solo se puede usar para artículos populares.

El análisis de la cesta de la compra consiste en utilizar técnicas de minería de datos para analizar los datos de compra de los clientes para encontrar patrones y relaciones entre los productos comprados.

Tanto el análisis de afinidad y análisis de conglomerados , se pueden usar en la evaluación de las cestas de mercado. Se puede usar una herramienta de análisis de afinidad para encontrar actividades, como compras, que ocurren al mismo tiempo. El análisis de conglomerados es un tipo de técnica estadística que organiza los datos sin procesar en categorías y, a menudo, se utiliza para análisis más complejos. Al evaluar las canastas de mercado, las ventas de un artículo o grupo de artículos se examinarán en relación con las ventas de uno o más artículos o grupos.

Otros conceptos en el análisis de la canasta de mercado incluyen frecuencia, soporte y confianza. La frecuencia se refiere al número de veces que los clientes compran los productos A y B al mismo tiempo. El soporte es el número de veces que los productos A y B se compraron juntos en comparación con el número total de ventas. El término confianza se refiere al número de veces que los productos A y B se compraron juntos, en comparación con el número de veces que solo se compró el producto A.

Por ejemplo, un minorista de trajes de baño puede usar el análisis de la canasta de mercado para comparar la venta de trajes de baño con loción bronceadora. El minorista descubre que muchos de sus clientes compran trajes de baño y que estos compradores a menudo también compran loción bronceadora. Puede usar los resultados de este análisis para organizar su tienda en el sitio o de comercio electrónico de una manera que aumente las posibilidades de que los clientes compren estos productos relacionados. En la tienda del lugar, puede colocar exhibidores de loción bronceadora junto a los trajes de baño. La loción bronceadora puede aparecer como un artículo relacionado en una tienda de comercio electrónico.

Aunque el análisis de la cesta de la compra se utiliza con frecuencia para los artículos comprados al mismo tiempo, también se puede aplicar a las compras realizadas durante una serie de tiempo. El minorista puede orientar la publicidad para aprovechar la probabilidad de que un cliente compre productos en un pedido en particular. Por ejemplo, una tienda de muebles descubre que los clientes que compran cunas, luego compran camas gemelas aproximadamente dos años después. La tienda de muebles puede obtener información de contacto del cliente y promociones por correo electrónico para camas gemelas aproximadamente 18 meses después de la compra de la cuna.

El análisis de la canasta de mercado puede resultar costoso y difícil de implementar cuando los minoristas tienen una gran cantidad de productos para analizar. Para ser más rentables, los minoristas a menudo centran sus esfuerzos en aquellos artículos que cuentan con un alto apoyo y una gran confianza. Es probable que estos elementos generen suficientes ganancias para que el costo del análisis valga la pena.