Significado | Concepto | Definición:

Un sistema de información geográfica ( SIG ) es un programa de software que combina datos que se pueden vincular a coordenadas geográficas con herramientas y métodos que pueden transformar la información en una poderosa herramienta analítica. La tecnología GIS puede superponer muchos tipos de datos, incluidos datos demográficos , estadísticos, topográficos, de infraestructura de la ciudad o relacionados con el clima, por nombrar algunos, en mapas para transformar datos complejos en información útil. Juntos, el software, los datos y las metodologías de SIG se combinan para proporcionar una tecnología llamada análisis geoespacial.

El análisis geoespacial ha ayudado a las ciudades con proyectos de planificación y planificación de desastres.

Mediante el uso de técnicas de análisis geoespacial, las personas tienen acceso a una poderosa herramienta de modelado de datos y toma de decisiones. El análisis geoespacial tiene cientos de usos, incluida la gestión de la vida silvestre, la planificación urbana, la gestión de instalaciones, la gestión de flotas, la planificación de desastres, las operaciones militares, el modelado del cambio climático y muchos más. Los tipos de análisis geoespacial que puede realizar un programa GIS son casi ilimitados.

Se cree que la tecnología analítica geoespacial y GIS se utilizó por primera vez a principios de la década de 1960. Uno de sus primeros usos fue crear un inventario digital de recursos naturales para Canadá. Desde entonces, su uso se ha disparado y hay miles de paquetes de SIG diferentes en el mercado y cientos de empresas relacionadas con SIG. Una de las primeras aplicaciones de SIG y análisis geoespacial fue en la gestión de la vida silvestre. Al colocar en capas datos de población de vida silvestre, datos de vegetación, datos de población humana y otros tipos de datos en mapas, los funcionarios de manejo de vida silvestre pueden ayudar a determinar si una determinada área puede sustentar la población de vida silvestre actual, o si se deben realizar esfuerzos para controlar la población.

Otro ejemplo de la vida real de cómo las personas utilizan el análisis geoespacial es la gestión de flotas. Los despachadores pueden usar la tecnología para determinar el conductor disponible más cercano para una entrega en particular. Pueden usar información de tráfico, mapas de calles, datos de construcción y otra información para proporcionar información de ruta o predecir las horas de llegada al destino.

El derrame de petróleo del Golfo de México, que ocurrió en abril de 2010, es un ejemplo de su uso en la planificación y recuperación de desastres. A través de imágenes de satélite , mapas, datos de corrientes oceánicas e información meteorológica, los científicos pueden rastrear la propagación del petróleo y predecir a dónde irá. Al tener esta información, los funcionarios pueden planificar mejor las acciones correctivas.

Los científicos también han utilizado ampliamente el análisis geoespacial para mapear los efectos y las amenazas potenciales del cambio climático. Los climatólogos pueden predecir los efectos potenciales del cambio climático en varios ecosistemas de todo el mundo. Las fuentes de datos que utilizan para hacer esto incluyen estadísticas climáticas actuales e históricas, fotografías aéreas , imágenes de satélite y coordenadas del sistema de posicionamiento geográfico ( GPS ).