¿Qué es el ciclo térmico?

Significado | Concepto | Definición:

Anuncios

El ciclo térmico es un proceso de fabricación de material de enfriamiento y calentamiento alternativo para mejorar su resistencia y rendimiento. Este proceso induce lo que se conoce como reorganización molecular, optimizando la estructura molecular de un material y haciéndolo más denso y uniforme. La mayoría de los defectos de fabricación microscópicos, como fisuras y cavidades, se eliminan durante este proceso, lo que mejora la longevidad y las cualidades de soporte de tensión. Las piezas metálicas sometidas a tratamientos de ciclos térmicos también son menos propensas a sufrir fallas por fatiga del metal causadas por la corrosión y la vibración internas . La resistencia a la corrosión externa también mejora, al igual que los procesos de postproducción, como la soldadura fuerte y el enchapado cuando se aplican tratamientos de ciclos térmicos.

Hombre con un taladro

Aunque el ciclo térmico es un proceso que es eficaz en varios tipos diferentes de materiales, incluidos compuestos, cerámicas y plásticos, se asocia más comúnmente con su efecto beneficioso sobre las piezas metálicas. La mayoría de las piezas metálicas fundidas, forjadas o mecanizadas presentan numerosos defectos microscópicos, como grietas o fisuras finas, así como cavidades intermoleculares. Aunque generalmente son demasiado pequeñas para ser vistas a simple vista, estas imperfecciones son una fuente común de fallas en las piezas debido a roturas por tensión vibratoria o de impacto y fatiga del metal causada por la corrosión interna. Una de las formas más efectivas de eliminar un número significativo de estos defectos es el proceso de ciclos térmicos. Este proceso implica enfriar o, con menos frecuencia, calentar la pieza repetidamente y luego dejar que vuelva a la temperatura ambiente.

Anuncios

También conocido como criogenia avanzada , el proceso de modulación de temperatura tiene el efecto de ajustar o fijar la estructura molecular de la pieza y eliminar muchos, si no todos, de sus defectos microscópicos. La ausencia de cavidades internas y grietas minimiza la posibilidad de que se desarrolle corrosión interna, lo que le da a la pieza una mejor manipulación de tensión y cualidades de vida útil. Un beneficio adicional de estructuras cristalinas más densas y uniformes en una pieza de metal es la eliminación de áreas de calentamiento desiguales o puntos calientes, lo que asegura características de enfriamiento óptimas. La eliminación de los defectos internos también hace que la pieza sea más resistente a las vibraciones y la resonancia simpática, lo que mejora aún más la resistencia a la fatiga del metal.

Sin embargo, los beneficios del proceso de ciclo térmico no terminan ahí; una parte tratada también exhibe mejores características de superficie. Esto, a su vez, significa que es menos probable que la pieza sufra corrosión superficial, y los acabados como el revestimiento que se aplican antes del ciclo térmico se adhieren mejor y duran más. Lo mismo se aplica a cualquier soldadura de plata y soldadura fuerte realizada antes del ciclo, que también se beneficia del proceso de modulación térmica.

 

Anuncios