El condimento italiano es una mezcla de especias popular en muchas partes del mundo que intenta capturar algunos de los sabores más comunes de la cocina italiana. Por lo general, se vende como una mezcla de hierbas secas. Puede contener una amplia gama de ingredientes, pero el romero, el orégano, el tomillo y la mejorana suelen ser algunos de los más comunes. Como sugiere su nombre, los cocineros lo usan con mayor frecuencia en la cocina italiana, pero muchas personas también lo consideran como un “alimento básico” de la cocina que puede agregar un rápido impulso de sabor a muchas comidas diferentes.

El condimento italiano se usa a menudo en platos de pasta.

Concepto basico

La comida italiana es muy popular en todo el mundo y los cocineros de muchos países desearían poder imitar los sabores frescos de las pizzas, pastas y abundantes guisos de carne hechos en auténticas cocinas italianas. La idea principal detrás del condimento italiano es capturar algunos de los sabores más atrevidos de este estilo de cocina. A menudo se dice que oler la mezcla trae recuerdos de pizzerías o trattorias , simples restaurantes italianos.

La mezcla de hierbas de condimentos italianos se utiliza para capturar el sabor de la cocina de ese país.

Se cree ampliamente que el “condimento italiano” preenvasado es una innovación estadounidense, aunque su popularidad se extiende a la mayor parte de Europa occidental y, por lo general, también está disponible en lugares como Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Al mismo tiempo, a menudo es casi imposible de encontrar en los verdaderos mercados italianos.

El condimento italiano puede incluir cilantro.

Ingredientes primarios

No existe una receta universal que establezca lo que debe o no debe incluirse en la mezcla. La mayoría de los fabricantes comienzan con una mezcla básica de hierbas que son populares en la cocina italiana, pero a menudo también agregan diferentes sabores para hacer que su creación sea más distintiva. La ajedrea , el perejil , el ajo en polvo y la salvia son adiciones populares. También se pueden incluir hojuelas de pimiento rojo para calentar; también se pueden agregar cilantro y cilantro para darle color. Las personas que son exigentes con el contenido de sus condimentos a menudo tienen que mirar cuidadosamente las etiquetas de los ingredientes, ya que la designación “italiana” generalmente dice más sobre cómo se debe usar el condimento que sobre lo que contiene.

Mejorana seca, que a menudo se incluye en el condimento italiano.

Usos principales

En cuanto a las especias, el condimento italiano es bastante versátil. Muchas recetas de pasta lo requieren y es una adición común a las sopas a base de caldo y las salsas para espaguetis . Los cocineros pueden espolvorearlo sobre la base de la pizza o usarlo para animar platos de carne al horno, particularmente aves. Los cocineros estadounidenses frecuentemente mezclan la mezcla con mantequilla y queso parmesano para untar galletas o tostadas.

La albahaca es un elemento común del condimento italiano.

El condimento también es bastante popular con las verduras, especialmente las patatas asadas, el calabacín y la berenjena . Cuando se mezclan con aceite de oliva, las especias forman una excelente capa o masa que puede sellar los sabores durante el horneado.

El ajo en polvo es común en la cocina italiana.

Crítica

Los expertos culinarios a menudo se muestran escépticos con respecto a este tipo de condimentos y señalan que pocos cocineros italianos “auténticos”, si es que hay alguno, utilizarían las hierbas vendidas en mezclas o mezclas. Las recetas tradicionales pueden requerir una o dos hierbas, pero rara vez cinco o seis a la vez. La mayoría de los cocineros italianos también usan ingredientes frescos y emplean hierbas secas solo en situaciones de extrema necesidad.

Las hojuelas de pimiento rojo pueden ser parte del condimento italiano.

Estas afirmaciones han hecho relativamente poco para frenar la popularidad de la especia. Muchas tiendas incluso almacenarán más de una variedad o marca. El nombre “condimento italiano” a veces también se puede encontrar en otros productos relacionados, como pan rallado, adobos y picatostes que abarcan una variedad de sabores sabrosos al estilo italiano.

El perejil es popular en los condimentos italianos.

Consejos para mezclar en casa

Cooks who either don’t have Italian spices on hand or don’t want to buy them can often create their own mixture at home that will rival anything found in a store. A basic blend begins with about 2 tablespoons (25 grams) each of dried basil, rosemary, oregano, thyme, and marjoram, though additions or substitutions can always be made to suit individual tastes.

Croutons may be flavored with Italian seasoning.

People with access to fresh herbs might also want to try making the seasoning without resorting to dried ingredients. Dried herbs tend to have a more concentrated flavor, but rarely beat fresh ingredients when it comes to overall taste and texture. It is usually a good idea to chop fresh leaves very finely before blending. Depending on the recipe being made, cooks may need to use more fresh herbs than they would dried herbs, if only to be sure that the taste comes across as strongly as is needed.

Oregano is a common Italian seasoning.

Preserving Freshness

Fresh herb blends will usually last for a few days if sealed in an airtight container, and refrigeration can help extend their life. Dried versions, on the other hand, can often last for up to a year or more, but should be carefully sealed and kept out of direct sunlight. A good way for cooks test dried herbs to see if they’re still good is to crush a small pinch between the fingers, then check for color and smell. A blend that remains pungent and still has some green to it is usually still good; one that is tan or brown and doesn’t smell like much has probably passed its prime. There are not usually any health risks associated with using expired or dull spice mixes, but recipes usually won’t turn out as well.

Oregano and fresh herbs add flavor to chicken Marsala and other Italian entrees.

Chicken cacciatore is flavored with oregano, garlic, and basil.

Along with tomatoes and mozzarella, freshly picked basil is used to make insalata caprese.