El desarrollo de la comunidad generalmente se realiza como parte de un esfuerzo combinado tanto de los funcionarios locales como del público en general.

El desarrollo comunitario puede definirse libremente como cualquier tipo de iniciativa diseñada para mejorar el bienestar general de una comunidad específica y las personas que viven en ella. A menudo se lo considera como cualquier proyecto destinado a proporcionar condiciones de vida a los miembros más pobres de una sociedad. Si bien esto es ciertamente una parte del proceso, el desarrollo comunitario, o DC, puede ampliarse para incluir cualquier tipo de acción tomada con la intención de mejorar la comunidad en su conjunto. Esto se puede lograr de diversas formas y, a menudo, lo llevan a cabo filántropos o gobiernos locales.

El desarrollo comunitario puede ayudar a aliviar los problemas sociales que afectan a la comunidad local.

La mayoría de la gente no tiene el poder, la riqueza o la capacidad para realizar cambios en el mundo o incluso en una nación. Sin embargo, es seguro decir que una sola persona o un pequeño grupo de personas pueden tener un impacto en una sola comunidad si tienen la ambición, el conocimiento y, en algunos casos, la asistencia monetaria necesaria para lograrlo. Ese es el factor impulsor del concepto de desarrollo comunitario, que busca mejorar el mundo en general mediante cambios positivos en una sola comunidad.

Las organizaciones de desarrollo comunitario a menudo organizan cursos de formación gratuitos para que los profesionales puedan adquirir habilidades valiosas.

Es imposible discutir el desarrollo comunitario sin considerar primero a los miembros de la comunidad que necesitan más ayuda. En muchos casos, esas personas son las que luchan con sus finanzas y carecen del tipo de condiciones de vida que conduzcan a una alta calidad de vida. Es por eso que CD a menudo se asocia con esos esfuerzos para proporcionar viviendas para personas de bajos ingresos o para limpiar barrios marginales en un vecindario en particular.

Desarrollar un espacio verde para el público es un ejemplo de proyecto comunitario.

Además, el desarrollo comunitario puede significar muchas más cosas en términos de mejora de la sociedad. Hay muchos ejemplos de programas que podrían considerarse CD. Podría iniciarse una campaña de alfabetización para mejorar las perspectivas educativas de los niños locales. Las clínicas de atención médica pueden ofrecer exámenes gratuitos de una enfermedad específica para crear conciencia sobre los problemas médicos. Los grupos ambientalistas locales podrían patrocinar algún tipo de proyecto de recolección de basura para crear conciencia sobre sus preocupaciones.

Los programas de desarrollo comunitario pueden beneficiar a los niños que no tienen acceso a una alimentación adecuada.

Todos esos ejemplos muestran cómo el desarrollo comunitario va mucho más allá de la simple provisión de vivienda para los pobres. Si hay algo específico que contiene todo proyecto de CD, es algún tipo de beneficio positivo para la comunidad. Esto puede venir no solo en términos de impacto financiero, sino también a través de mejoras sociológicas. Un proyecto de CD bien ejecutado deja a la comunidad y a todos sus ciudadanos en una mejor situación que antes de comenzar.