Desarrollo Social y Personal: Características y Funciones.

El desarrollo social y personal involucra una serie de áreas de referencia que permiten a las personas crecer y madurar en una variedad de áreas, a saber, educativa, ocupacional e interpersonal. El desarrollo personal generalmente tiene un alcance más amplio que la autoayuda porque abarca mejoras en todo el estado del ser de una persona en lugar de correcciones a malos hábitos específicos. El desarrollo social se ocupa en gran medida de la capacidad de una persona para cultivar la inteligencia emocional que conduce a relaciones positivas con los demás. El desarrollo social y personal a menudo está dirigido a niños que se encuentran en sus años cruciales de crecimiento, aunque varios seminarios de desarrollo personal y cursos de desarrollo social también están diseñados para adultos.

Como ocurre con cualquier habilidad, los niños pequeños se desarrollan socialmente en incrementos con el tiempo.

Los diferentes tipos de desarrollo personal implican aprender a cultivar las fortalezas e intereses individuales, así como a mejorar y mantener una autoestima saludable. Las personas que son lo suficientemente conscientes de sí mismas como para conocer su potencial único suelen tener mayores niveles de confianza y una mejor calidad de vida en general. También son altamente empleables y pueden aportar valor a varios grupos tanto en su lugar de trabajo como en su vida personal. Un aspecto adicional del desarrollo personal para muchas personas es la capacidad de identificar los componentes de sus vidas que necesitan mejorar y trazar formas de lograr esos objetivos.

Anuncios

Los diferentes seminarios pueden brindar a las personas consejos sobre el desarrollo personal.

Los profesionales de la psicología que estudian el desarrollo personal y social a menudo están de acuerdo en que gran parte de este desarrollo ocurre durante la primera o la mitad de la niñez. Los factores que influyen en la imagen de sí mismos, las habilidades sociales y la inteligencia emocional suelen tener el mayor impacto en los niños durante este tiempo porque sus cerebros aún se están desarrollando de muchas maneras. Estos factores pueden incluir el entorno del hogar y la calidad de la educación que pueden experimentar los niños. La disfunción o inestabilidad en una de estas áreas es a menudo una de las causas fundamentales de las dificultades de los adultos en al menos un aspecto del desarrollo social y personal. Este tipo de procesos de desarrollo a menudo evolucionan a lo largo de la vida de la mayoría de las personas y continúan hasta la edad adulta.

Alcanzar las metas de desarrollo personal puede ayudar a una persona a ser más sociable.

Anuncios

El desarrollo social y personal también está estrechamente relacionado con las habilidades relacionadas con la comunicación y las relaciones interpersonales. Las personas que están bien desarrolladas en estas áreas pueden adaptar sus respuestas emocionales a los niveles apropiados para diversas situaciones. También pueden cultivar la confianza en otras personas y anticipar sus emociones y respuestas. La capacidad de trabajar en armonía con una variedad de personalidades es una parte valiosa del desarrollo social que se traduce en una alta empleabilidad. Los psicólogos que examinan la dinámica del lugar de trabajo a veces informan que esta parte del desarrollo social y personal tiene un gran valor en el mundo empresarial.

La disciplina puede ayudar a los niños con su desarrollo personal.

Los niños pueden desarrollar valiosas habilidades sociales mediante la participación en deportes y otras actividades.

Anuncios

Un hogar abusivo puede afectar negativamente el desarrollo social y personal de un niño.

 

¿Deseas leer el artículo completo?