Significado | Concepto | Definición:

Las máquinas operan de maneras que son en gran medida antinaturales para la forma en que operan los humanos, y la interfaz de usuario es el proceso de traducir los procesos de una máquina a un formato inteligible para los humanos y viceversa. Un diseño de interfaz web no es más que una interfaz de usuario que se ha implementado en Internet. La usabilidad, la facilidad con la que un humano puede usar el sitio web, es una consideración clave al desarrollar un diseño de interfaz web. El sitio web también debe ser funcional ya que su diseño debe cumplir algún tipo de propósito. También es esencial que la interfaz sea accesible para todos, incluidos los que tienen discapacidades.

Los diseñadores web talentosos planifican la presentación del sitio web meticulosamente, conceptualizando los aspectos visuales del diseño desde el punto de vista de la interfaz de usuario.

Un diseño de interfaz web debe, sobre todo, ser utilizable por el usuario humano medio. Incluso un sitio web visualmente atractivo puede no cumplir con los estándares requeridos de un buen diseño web si es demasiado complicado o innecesariamente difícil de usar para el público en general. Los diseñadores web talentosos planifican la presentación del sitio web meticulosamente, conceptualizando los aspectos visuales del diseño desde el punto de vista de la interfaz de usuario. Las funciones importantes de la interfaz de usuario, como navegar de una página a otra, deben figurar de forma destacada en el diseño. Los navegadores modernos difieren enormemente entre sí, por lo que es imperativo que el diseño de la interfaz web se pruebe en tantos navegadores como sea posible para garantizar la usabilidad multiplataforma.

La principal ventaja de publicar en Internet frente a los métodos tradicionales de publicación es el hecho de que el diseño de una interfaz web tiene la capacidad de ser interactivo y funcional. Esto permite al diseñador incluir elementos que involucren a los visitantes en el sitio de manera significativa. Sin embargo, un error que cometen muchos diseñadores web es sobrecargar sus sitios con demasiadas opciones de usuario. Agregar multimedia y gráficos complejos agrega problemas similares; si bien puede parecer excepcional, el enfoque principal debe estar en la funcionalidad del sitio web. Mantener el diseño lo más simple posible ayuda a los usuarios a ver y navegar por el sitio web con facilidad.

Finalmente, la interfaz de diseño web debe incluir las necesidades de los usuarios de diferentes orígenes y grupos de edad. También hay muchos usuarios de Internet que enfrentan desafíos especiales, y los sitios web generalmente cometen el error de ignorar las necesidades de este segmento de la población. Los webmasters deben asegurarse de que se pueda cambiar el tamaño de la interfaz de diseño web, ajustar las fuentes o incluso adaptarse a colores de alta visibilidad cuando sea necesario. Además, algunas partes de la interfaz de diseño web podrían incluir funciones de audio para ayudar a las personas con discapacidad visual.