Significado | Concepto | Definición:

El diseño de riego es un proceso en el que se diseña e instala un sistema de riego . Puede realizarlo una empresa de paisajismo , una empresa especializada en sistemas de riego o un jardinero o agricultor con experiencia en riego. Al instalar un sistema de riego, vale la pena tomarse el tiempo para diseñarlo correctamente; un sistema bien diseñado puede ahorrar agua, funcionar de manera más eficaz y satisfacer las necesidades de la situación mejor que un sistema que se construyó apresuradamente y se pensó mal.

El diseño del riego debe incluir la investigación de las fuentes de agua existentes.

El primer paso del proceso es evaluar la situación en la que se utilizará el riego y discutir cómo se utilizará. El diseño de riego para un cultivo como la uva, por ejemplo, es muy diferente del diseño de riego para el paisajismo doméstico. La evaluación incluye la investigación de los patrones climáticos locales, pruebas del suelo y una determinación de las necesidades específicas de agua en el medio ambiente.

El diseño de riego incluye la planificación e instalación de un sistema de riego.

El diseño de riego también incluye la investigación de las fuentes de agua disponibles y las restricciones sobre el uso del agua. Si un área restringe el uso de agua, por ejemplo, es posible que el diseño deba incluir un tanque que capture y almacene la lluvia. El diseño del riego también tiene en cuenta las leyes locales y las preocupaciones ambientales, como las preocupaciones sobre la escorrentía de la agricultura comercial que podría dañar las poblaciones de peces en los lagos y ríos vecinos.

Una vez evaluadas las necesidades y limitaciones, es hora de empezar a pensar en los sistemas de riego. El riego se puede realizar de muchas formas diferentes, y un buen diseño toma en consideración varios métodos posibles y determina cuál sería el más apropiado. El diseño también puede incluir una consideración de cuestiones tales como poner el sistema en un temporizador, programar el sistema para responder a las condiciones meteorológicas actuales, etc.

A medida que avanza el proceso de diseño, se elaboran planos de los sistemas. Estos se utilizan para determinar qué suministros son necesarios y para trazar un mapa del sistema de riego antes de instalarlo para que los trabajadores realicen el trabajo de manera adecuada. Una vez que el sistema está completamente diseñado y aprobado, se puede instalar y los mapas del sistema se utilizan durante el mantenimiento de rutina y otros procedimientos que están diseñados para mantener el sistema de riego funcionando con eficacia.

Si bien el diseño del riego puede no parecer importante para una pequeña tarea como instalar riego por goteo en un jardín delantero, vale la pena pensar con anticipación. Tener en cuenta las necesidades del sistema permitirá que las personas eviten los errores más comunes y planificar con anticipación puede ahorrar dinero y tiempo durante la instalación.