Significado | Concepto | Definición:

El diseño de sistemas es la aplicación de la lógica y la planificación al desarrollo de sistemas para asegurarse de que se cumplan todos los parámetros y necesidades. Se utiliza en aplicaciones como el desarrollo de sistemas informáticos para redes y arquitectura bancaria. Los profesionales en este campo a menudo tienen títulos avanzados en campos como la informática , la ingeniería y áreas relacionadas. Algunas titulaciones ofrecen formación específica en diseño de sistemas.

Mujer haciendo el pino con una computadora

El diseño de un sistema puede ser un proceso complejo y, por lo general, incluye varias etapas. Durante la fase de consultoría, los diseñadores y otros miembros del equipo se reúnen con los clientes para discutir el objetivo del sistema. Debe satisfacer una necesidad claramente definida y puede tener muchos parámetros. Es posible que el sistema deba cumplir con los estándares de seguridad, operar a una velocidad específica, etc. El resultado de la reunión debe ser un marco para usar en la etapa de diseño de sistemas.

En esta etapa, el equipo de diseño se reúne para determinar cómo abordar las necesidades. Los miembros del equipo de diseño pueden elaborar bocetos y planes para que el sistema comience a desarrollar una idea de lo que van a construir. A través de la comunicación con el cliente, pueden ajustar los planes y comenzar a desarrollar especificaciones técnicas más formales. Esta etapa también incluye la planificación para la construcción real del sistema, incluidas las discusiones sobre el orden a utilizar en la construcción, el uso de contratistas para componentes específicos, etc.

En la etapa de implementación del diseño de sistemas, el personal trabaja en conjunto para construir el sistema, probarlo y confirmar que cumplirá con los estándares establecidos en la primera fase. Esto podría incluir adaptaciones para abordar las necesidades cambiantes y los problemas que puedan surgir durante la construcción. Para algo como la arquitectura de software , por ejemplo, podría resultar evidente que existe un problema de seguridad importante que antes no era visible. Los diseñadores de sistemas deben ser flexibles a través de este proceso para mantener el proyecto en marcha.

Se puede contratar a especialistas en diseño de sistemas como consultores externos para proyectos. Pueden aportar conocimientos de un área específica de experiencia que pueden ser útiles en la implementación de un sistema. Esto puede incluir familiaridad con sistemas informáticos o convenciones arquitectónicas, junto con un conocimiento específico de la industria para la que se está diseñando el sistema. Esto puede ser importante para comprender qué tipos de parámetros deben establecerse y la mejor manera de cumplirlos en el curso del desarrollo del sistema.