Significado | Concepto | Definición:

El epitelio vaginal es el tejido que recubre el interior de la vagina en humanos y otros animales. Como la mayoría de los demás tejidos, tiene estructuras y funciones especializadas. Aunque no es exactamente lo mismo que la piel, comparte muchas características con la piel y se conecta con la piel en la entrada de la vagina.

Este revestimiento está compuesto por células con una estructura única. Los médicos que se especializan en el sistema reproductivo femenino pueden examinar estas células en busca de evidencia de enfermedad o infección que pueda afectar el aparato reproductor en general.

Los ginecólogos son médicos totalmente calificados que se especializan en la salud del sistema reproductivo de la mujer.

El epitelio es un tipo de tejido que se encuentra en todo el cuerpo, tanto interna como externamente. La epidermis, o piel, es un tipo de epitelio. Otros tipos forman el revestimiento de los vasos sanguíneos , los intestinos y varios otros órganos y orificios.

El epitelio vaginal se extiende a lo largo de la vagina, desde su abertura en la vulva hasta el cuello uterino , donde es reemplazado por el epitelio cervical y ovárico. Estas formas de epitelio tienen su propia estructura y funciones, distintas de las de la vagina.

Los médicos que se especializan en el sistema reproductivo femenino deben familiarizarse con el aspecto normal del epitelio vaginal y sus células.

El epitelio vaginal está especialmente construido para permitir que ocurran las funciones únicas de la vagina y el sistema reproductivo. Está compuesto por muchas capas de células, de modo que no se producen lesiones si las capas más externas se eliminan por fricción, por ejemplo, durante las relaciones sexuales o la menstruación.

A diferencia de las células externas de la piel, estas células permiten el paso de la humedad, lo que permite la lubricación natural que se produce durante el coito y la estimulación sexual. Estas células, combinadas con la estructura muscular única de la vagina, también permiten que el órgano se expanda en tamaño, según sea necesario durante las relaciones sexuales o el parto.

El epitelio vaginal permite que se produzcan funciones únicas del sistema reproductivo, como el parto.

Los médicos especialistas en el sistema reproductivo femenino, llamados ginecólogos, deben familiarizarse con la apariencia normal del epitelio vaginal y sus células. Las anomalías en estas células pueden indicar enfermedades como el cáncer. Un procedimiento llamado prueba de Papanicolaou, o prueba de Papanicolaou , recolecta una muestra de estas células para un examen detallado.

Esto puede revelar condiciones de salud que pueden provocar cáncer de cuello uterino . Esta es una enfermedad extremadamente peligrosa y, en consecuencia, se recomienda a las mujeres adultas que se sometan a la prueba de Papanicolaou de forma regular como parte de su régimen general de salud reproductiva.

El epitelio vaginal está construido para permitir las funciones del sistema reproductor femenino.

Una multitud de otras enfermedades también pueden estar indicadas por irregularidades en el epitelio vaginal. Las mujeres que sospechen tales irregularidades deben consultar a un especialista en medicina ginecológica. También debe tenerse en cuenta que no todas las vaginas contienen esta forma de epitelio.

Las mujeres con vaginas artificiales, como resultado de una cirugía de reasignación sexual, no tendrán epitelio vaginal. Estas vaginas generalmente se construyen con tejido de otra parte del cuerpo de la paciente durante el proceso de reasignación y no estarán revestidas con las células vaginales especializadas de las que nacen biológicamente como mujeres.

El epitelio vaginal permite la lubricación natural que se produce durante el coito y la estimulación sexual.

El epitelio vaginal está compuesto por muchas capas de células para evitar que se produzcan lesiones como resultado de la eliminación de las capas más externas por fricción, por ejemplo, durante la menstruación.

Se aconseja a las mujeres adultas que se sometan a una prueba de Papanicolaou con regularidad.