La sangre humana contiene de forma natural sustancias que ayudan a que la sangre se coagule en una lesión. El factor antihemofílico es uno de estos químicos, y los médicos pueden usar formas disponibles comercialmente para ayudar a las personas que tienen problemas de coagulación. Las fuentes de factor médico antihemofílico incluyen donaciones de sangre humana y cultivos celulares modificados genéticamente.

Anuncios

El factor antihemofílico ayuda a las personas que tienen problemas de coagulación sanguínea.

En el cuerpo, el factor antihemofílico es solo una de las sustancias que el cuerpo necesita para producir un coágulo de sangre eficaz. También se conoce como factor VIII. Algunas personas no producen el factor VIII, y estas personas padecen hemofilia clásica, una enfermedad en la que el cuerpo sangra incontrolablemente incluso por lesiones menores. Otra enfermedad llamada enfermedad de Von Willebrand hace que los pacientes tengan un factor antihemofílico que no funciona correctamente.

Las personas que padecen estas enfermedades a menudo pueden beneficiarse de una dosis regular de factor antihemofílico. Ayuda a que la sangre se coagule normalmente y reduce el riesgo de muerte por sangrado severo. Un paciente puede recibir una inyección del químico o puede recibir una infusión en una vena que toma menos de diez minutos.

Anuncios

El factor antihemofílico a menudo se administra en forma de inyección.

Los donantes de sangre tienen un factor antihemofílico circulando en la sangre. Los científicos pueden extraer esta sustancia de la sangre donada y dársela a otra persona que la necesite. Un problema importante con el factor antihemofílico de donación humana es que el producto conlleva un riesgo de contaminación por patógenos humanos, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Otra opción que no conlleva este riesgo es una forma de factor antihemphílico producido artificialmente. En este caso, una compañía farmacéutica diseña genéticamente células con el gen que codifica la sustancia y extrae el factor de las células. Esta forma de medicamento tiene los mismos efectos dentro del cuerpo que la forma que proviene de las donaciones de sangre humana.

Tanto la forma recombinante como la natural del factor antihemofílico pueden causar cansancio.

Anuncios

Tanto la forma recombinante como la natural del químico causan los mismos efectos secundarios. Estos pueden incluir mareos, cansancio excesivo y dolores de cabeza. Un paciente también puede sufrir irritación de garganta y problemas de estómago.

En ocasiones, el factor antihemofílico puede provocar reacciones alérgicas en los receptores. Esto se manifiesta en síntomas como urticaria en la piel y problemas para respirar. Otros efectos secundarios graves incluyen hematomas o sangrado inexplicables. Cuando un paciente recibe una infusión en la vena, también puede tener problemas con el tubo que administra la sustancia química al cuerpo. Los signos de que la ubicación del catéter está infectada incluyen hinchazón, dolor y calor en el sitio de inserción.

 

Buscar un significado.....

Mira aquí para tu código...