Significado de Fieltro

El fieltro es una técnica de procesamiento de la lana que produce una tela no tejida de inusual robustez, resistencia al agua y al viento. El tejido resultante se conoce como fieltro o lana hervida, dependiendo de la terminología regional.

Es relativamente fácil practicar el fieltro en casa, lo que permite obtener un tejido de fieltro de buena calidad para una gran variedad de proyectos. El fieltro también se puede comprar en muchas tiendas de costura y de suministros de artesanía, para las personas que están más interesadas en el resultado final que en el proceso.

Los historiadores creen que el fieltro fue una técnica utilizada durante más tiempo antes de que se inventara el tejido.

Los humanos han estado fieltrando la lana durante siglos. Las excavaciones arqueológicas en Europa han producido prendas de fieltro, carpas, zapatos y otros productos, teñidos en colores vivos y extremadamente bien hechos.

El hecho de que el tejido sea capaz de soportar durante siglos muestra lo fuerte que puede ser un trozo de tela de fieltro. Los historiadores del textil sospechan que el fieltro ha existido durante mucho más tiempo que el tejido y la tejeduría, ya que es relativamente fácil de hacer en comparación con cualquiera de estas técnicas.

Se utiliza agua caliente y jabón para limpiar la lana.

Para el fieltro de lana, la lana se lava y se peina para limpiarla y hacer que todas las fibras corran aproximadamente en la misma dirección. Las madejas de lana se colocan en grandes cacerolas por capas, con las fibras de cada capa corriendo en un ángulo de 90 grados con la capa de abajo.

A continuación, se vierte agua caliente y jabonosa sobre la lana, que se agita suavemente. Cuando la lana se moja, las pequeñas escamas de los pelos individuales se abren, y la agitación hace que las escamas se entrelacen entre sí, formando una sólida alfombra de material.

El calor, la presión, la humedad y la fricción del fieltro crean un trozo sólido de tela a partir de las fibras individuales.

Cuando un tejido ya fabricado se somete a un proceso similar, se le conoce como relleno. Muchos tejedores usan el batán para producir prendas distintivas que también son cálidas, cómodas y resistentes al agua.

Algunos tejedores llaman al proceso que utilizan “fieltro”, pero esto es técnicamente incorrecto, ya que el fieltro se reserva para la lana cruda. Lo que hacen es el batán, que agita las escamas de la lana para que el tejido sea más apretado y esponjoso.

El batán también produce un encogimiento dramático de las prendas de punto, por lo que es importante utilizar un patrón diseñado para el batán, para evitar resultados trágicos.

Tradicionalmente, el batanado se lograba golpeando, enrollando o caminando sobre la tela. Este proceso era bastante meticuloso, y la mayoría de las telas de punto comercial modernas utilizan agua caliente jabonosa y agitación, al igual que con el fieltro.

La sincronización del proceso de batanado es bastante difícil, y requiere un ojo de cerca. Cuando los artesanos se llenan en casa, pueden usar un lavabo o una lavadora, y deben comprobar el progreso del proceso de llenado con frecuencia, ya que la tela puede encogerse rápida y desastrosamente si se llena durante demasiado tiempo.

Para detener el proceso de llenado, la prenda puede ser sumergida en agua fría.

Como el batanado siempre puede continuar, muchos artesanos se equivocan en el lado de la precaución y sumergen frecuentemente las prendas en agua fría mientras se baten.

Qué es el Fieltro