Significado | Concepto | Definición:

La hoz del cerebro es una estructura dentro del cráneo humano que divide los dos hemisferios del cerebro , también conocido como cerebro . Esta estructura no debe confundirse con la hoz del cerebelo, una estructura similar que divide el cerebelo .

Al igual que otros aspectos de la anatomía craneal , la hoz del cerebro está diseñada para proteger y aislar el cerebro para reducir el riesgo de lesiones en respuesta a traumatismos e infecciones, al mismo tiempo que proporciona vías para los vasos sanguíneos , el drenaje de líquidos y los nervios.

La hoz del cerebro es una estructura dentro del cráneo humano que divide los dos hemisferios del cerebro, también conocido como cerebro.

Esta estructura está formada por duramadre . La duramadre es una de las capas gruesas de material que se encuentra entre el interior del cráneo y el cerebro. También se puede encontrar encerrando la médula espinal . Es muy fuerte y resistente, diseñado para resistir impactos y prevenir la fuga de líquido cefalorraquídeo.

La duramadre podría considerarse la ropa exterior para el cerebro y la médula espinal, utilizada para proteger estas delicadas estructuras de lesiones.

La hoz del cerebro está diseñada para proteger y aislar el cerebro para reducir el riesgo de lesiones en respuesta a traumatismos e infecciones.

En varios lugares, la duramadre hace pliegues, también conocidos como reflejos. En lugar de simplemente revestir el cráneo, la duramadre sobresale hacia la cavidad del cráneo. La hoz del cerebro es uno de esos sitios.

La duramadre tiene una forma similar a una hoz que es angosta en la parte delantera y más ancha en la parte posterior del cerebro. Separa los hemisferios del cerebro y también alberga los senos sagitales que proporcionan una vía para el drenaje del líquido cefalorraquídeo alrededor del cerebro.

Estas cavidades se pueden encontrar en la parte superior de la hoz del cerebro, así como en la parte inferior. Además, la estructura alberga vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.

En la parte frontal del cráneo, la hoz cerebri se adhiere a una cresta de hueso conocida como crista galli o “cresta de gallo”. En la parte posterior del cerebro, se conecta con la tienda del cerebelo, una estructura que separa el cerebelo del cerebro.

A medida que las personas envejecen, la composición de la hoz del cerebro cambia y tiende a calcificarse, endurecerse y endurecerse.

Las representaciones de procedimientos quirúrgicos en el cerebro en televisión a menudo muestran a los cirujanos cortando una capa delgada del cráneo para acceder directamente al cerebro.

Este no es realmente el caso. Los cirujanos primero deben despegar el cuero cabelludo del cráneo, hacer una incisión en el hueso y luego cortar las capas de la duramadre para acceder al cerebro. La hoz del cerebro es una de las estructuras que se puede utilizar como hito de orientación, ya que los signos del seno sagital superior se pueden ver una vez que se abre el cráneo.