El índice de precios al consumidor de alimentos (IPC) rastrea la inflación de los alimentos en un país en particular.

El índice de precios al consumidor de alimentos ( IPC ) rastrea la inflación de los alimentos en un país en particular. Los gobiernos utilizan datos mensuales, anuales y plurianuales de este índice para tomar decisiones sobre políticas, desembolsos de programas gubernamentales y otros temas relacionados. Expresa los cambios de precios para grupos específicos de alimentos, además de los totales combinados de alimentos, en porcentajes. Junto con la energía, es uno de los IPC más volátiles. El IPC de alimentos se actualiza mensualmente.

Un IPC generalmente incluye datos sobre alimentos en el hogar y alimentos fuera del hogar.

Un IPC de alimentos típico consta de datos sobre alimentos en el hogar y alimentos fuera del hogar. El primero cubre los alimentos que se compran en lugares como las tiendas de comestibles para la preparación doméstica. La comida fuera de casa mide la inflación en lo que respecta a las comidas en restaurantes.

El índice de precios al consumidor de alimentos proporciona información sobre varios grupos de artículos dentro de estas dos categorías. Algunas categorías comunes incluyen carnes, aves, verduras y frutas. Los alimentos procesados ??como bebidas, dulces y cereales también se incluyen en el índice.

Al igual que con el índice de precios al consumidor completo, el IPC de alimentos es una recopilación de información recopilada de miles de empresas. Estos datos están destinados a reflejar los hábitos de compra de la mayoría de las personas en el país. Normalmente, el impuesto sobre las ventas se incluye en los cálculos.

El IPC básico excluye los mercados de alimentos y energía potencialmente cambiantes. Esto se debe principalmente a que los métodos utilizados por los gobiernos para calcular el efecto de los precios son bastante lentos. Los cambios en estos mercados comenzarán a afectar a otros sectores antes de que estén completamente determinados, por lo que es menos complicado simplemente excluir estos elementos.

Por lo general, el IPC de alimentos se informa junto con otros índices generales y específicos. Un informe típico se presentará como un documento independiente y en relación con otros índices. Por ejemplo, el índice de precios al consumidor completo observará que ciertos cambios dramáticos son el resultado de cambios en el índice de precios al consumidor de alimentos.

Uno de los objetivos principales del IPC de alimentos es determinar si es necesaria la intervención del gobierno para controlar la inflación. Hacer un seguimiento de este índice en particular puede ser uno de los factores clave para prevenir una depresión económica. Cuando se considera que los precios son demasiado altos, el gobierno a menudo desarrollará o cambiará las políticas para mantener los gastos en alimentos a un nivel adecuado.

Otro propósito del índice de precios al consumidor de alimentos es determinar las cantidades de distribución adecuadas para algunos programas gubernamentales. Por ejemplo, en los Estados Unidos de América, se usa para calcular los beneficios del Seguro Social. Esta es la razón principal por la que los niveles de desembolso cambian en este tipo de programas.