Significado de Lupus

El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a diferentes partes del cuerpo, incluidas las articulaciones, la piel, la sangre y los riñones. Es una afección en la que el sistema inmunológico del cuerpo ataca sus propias células y tejidos, lo que provoca dolor, inflamación y daño a los órganos.

Para muchas personas, la enfermedad es leve y los síntomas manejables, pero algunos pacientes pueden desarrollar síntomas graves y complicaciones potencialmente mortales.

Las articulaciones inflamadas, incluidas las rodillas, se encuentran entre los síntomas del lupus.

Causas del Lupus

Los médicos no conocen la causa exacta de esta enfermedad. Alguna evidencia sugiere que tener un pariente cercano de sangre con la enfermedad puede aumentar el factor de riesgo de desarrollar lupus, pero aún no se ha descubierto un vínculo genético exacto.

Incluso aquellos que son genéticamente susceptibles a la enfermedad puede que nunca la desarrollen. En algunos casos, otros factores, como la exposición excesiva a la luz solar o el uso prolongado de ciertos medicamentos, pueden desencadenar la afección.

La enfermedad es mucho más común en mujeres que en hombres, aunque no se conoce una explicación para este factor.

En el lupus, el propio sistema inmunológico de una persona ataca las células de su cuerpo.

Los síntomas son causados ​​por un mal funcionamiento del sistema inmunológico. Normalmente, el sistema inmunológico protege al cuerpo al detectar sustancias extrañas dañinas llamadas antígenos.

En respuesta a un ataque de antígenos, el cuerpo crea proteínas conocidas como anticuerpos , que destruyen los antígenos y ayudan al cuerpo a desarrollar inmunidad para futuros ataques.

El lupus altera la coagulación de la sangre y produce hematomas.

Cuando una persona tiene lupus, su sistema inmunológico no puede diferenciar entre los antígenos y las células y tejidos normales del cuerpo. Confundido, el sistema inmunológico produce anticuerpos que atacan células, órganos y tejidos sanos, confundiéndolos con contaminantes extraños.

Estos anticuerpos especiales, conocidos como autoanticuerpos, se unen a las células y tejidos que atacan y forman moléculas de complejos inmunes.

A medida que los autoanticuerpos continúan atacando los tejidos sanos del cuerpo, las moléculas del complejo inmunológico se acumulan en los sitios de ataque, lo que causa dolor, inflamación y daño en todo el cuerpo.

Los síntomas del lupus pueden incluir dolor en las articulaciones.

Tipos de Lupus

El lupus discoide se caracteriza por una erupción que aparece en la cara, el cuello o el cuero cabelludo. La erupción suele ser roja y escamosa, y puede causar malestar y pérdida de cabello alrededor de las áreas irritadas.

Cuando aparece en la cara, a veces se le llama “erupción de mariposa” porque se parece a las alas de una mariposa. Algunos pacientes pueden tener la erupción solo durante unos pocos días a la vez, mientras que otros pueden sufrir erupciones que duran meses o incluso años.

Este tipo de enfermedad también causa úlceras en la boca y la nariz , así como sensibilidad a la luz solar. En algunos casos, puede progresar a una enfermedad sistemática.

El tipo más conocido de enfermedad es el lupus sistémico. Si bien la enfermedad puede causar erupciones cutáneas comunes en la variedad discoide, también puede afectar la piel, la sangre, el sistema nervioso, los riñones, el corazón, las articulaciones y los pulmones.

Algunas personas con la enfermedad solo tienen uno o dos órganos o tejidos afectados, mientras que otras pueden tener muchos órganos, sistemas o tejidos afectados.

El lupus inducido por medicamentos es un tipo raro de enfermedad causada por el uso prolongado de ciertos medicamentos.

Los síntomas son similares a los que se encuentran en forma discoide y sistemática.

Muchos medicamentos están relacionados con este tipo de enfermedad, incluidos los medicamentos para la tuberculosis , la presión arterial alta, la esquizofrenia y la enfermedad de Crohn.

Solo una pequeña cantidad de personas que toman estos medicamentos desarrollan esta afección y los síntomas generalmente desaparecen al suspender el medicamento.

El lupus neonatal es otra forma poco común de la enfermedad.

La afección ocurre cuando las mujeres con lupus sistemático transfieren algunos de sus autoanticuerpos a su bebé durante el proceso de parto.

En muchos casos, esta condición es temporal y los síntomas desaparecen en unos pocos meses. En raras ocasiones, la enfermedad provoca defectos cardíacos , problemas de la piel o disminución de la función hepática.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta afección puede ser bastante complejo, ya que no existe una prueba definitiva para la enfermedad. Los análisis de sangre ayudan a identificar signos de inflamación y pueden mostrar qué tan bien funcionan los órganos.

En algunos casos, se pueden realizar biopsias de órganos para examinar los riñones o el hígado en busca de signos de daño. Un historial médico completo suele ser una herramienta de diagnóstico importante, ya que puede revelar antecedentes familiares de la enfermedad o cualquier medicamento que pueda estar causando la enfermedad.

Tratamiento

Si bien no existe cura para la enfermedad, los síntomas y los brotes a veces responden al tratamiento. Se pueden usar medicamentos, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) para tratar la fiebre, el dolor articular y las molestias.

En algunos casos, los medicamentos inmunosupresores ayudan a retardar la producción de autoanticuerpos, aliviando así los síntomas. A veces también se prescriben corticosteroides para reducir la inflamación en el cuerpo.

Dado que muchos inmunosupresores y esteroides tienen efectos secundarios graves, generalmente se toman solo a corto plazo.

A veces se recomiendan cambios de estilo de vida para quienes padecen la enfermedad. Seguir una dieta no inflamatoria, descansar lo suficiente y evitar la exposición a la luz solar puede ayudar a reducir los síntomas.

Dado que el lupus puede ser una afección frustrante y difícil de controlar, algunas personas se benefician al unirse a grupos de apoyo o asistir a terapia. Hablar con otras personas con la enfermedad o expresar sus inquietudes a un médico o terapeuta de apoyo puede ayudar a reducir el estrés y las emociones negativas asociadas con una afección crónica.

El lupus puede hacer que los ganglios linfáticos se inflamen.

Qué es Lupus