Empresario dando un pulgar hacia arriba

El marketing de productos es un término que se aplica a cualquiera de las tareas asociadas con el proceso de marketing de un producto a los clientes actuales y potenciales. Esto contrasta con la gestión de productos , que se ocupa de los pasos utilizados en el desarrollo de bienes y servicios para la venta, y la disposición del proceso de producción que culmina en el producto terminado. El marketing de productos es a menudo el primer paso para dirigirse a un mercado de consumidores específico y evaluar el nivel de interés de ese mercado en el producto.

Dentro del proceso general de marketing, el marketing de productos se considera el primero de lo que se conoce como las Cuatro P del proceso de marketing. Junto con el producto, los conceptos de precio, lugar y promoción están involucrados en la creación de una campaña publicitaria eficaz y enfocada . Gran parte del trabajo relacionado con el marketing de productos sienta las bases para el resto del proceso de marketing. Esto se debe a que la mayoría de los datos necesarios para determinar un precio comercializable, identificar ubicaciones viables para vender el producto y cómo llegar a los consumidores adecuados se recopilan durante la etapa de comercialización del producto.

Al desarrollar una estrategia de marketing de productos, el fabricante considerará cuestiones muy específicas para iniciar el proceso con éxito. Una consideración es la naturaleza de los productos que se ofrecerán como parte de la campaña. Una vez que se establece la naturaleza de los productos, el siguiente paso es determinar qué grupos de consumidores tienen más probabilidades de comprar los productos. En situaciones en las que hay más de un grupo viable de consumidores objetivo, no es inusual desarrollar una jerarquía, basada en el alcance de interés anticipado o el tamaño del grupo objetivo.

Product marketing will also address the means whereby the products will be made available to the consumers. This means evaluating different options for distributing the product, including the use of online resources. As the data is assembled into a coherent and logical format, it is then possible to address those issues of how much to charge for the product. The collected data will also yield important clues as to where to sell the product and ultimately how to educate consumers about the existence of the product, and ultimately entice the desired consumer groups to commit to a purchase.

Depending on the culture of the manufacturer, the process may be seen as a follow-up to the product management cycle, or as the first phase of the overall marketing process. Various ideas about just how product marketing fits into the greater scheme of the operation are espoused in different industries, although the general tasks and concepts associated with the process of product marketing may be identified using other terms. In any incarnation, this phase of the marketing strategy is only successful when each necessary element is considered in a logical manner, and provides the information that will help make the marketing campaign comprehensive, focused, and logical.