Significado | Concepto | Definición:

El músculo ciliar es un músculo del cuerpo ciliar , un área del ojo que ayuda a las personas a concentrarse. Con la ayuda del músculo ciliar, el cristalino del ojo se puede aplanar o redondear para permitir que las personas se enfoquen en objetos cercanos y distantes. Este músculo también es responsable de controlar parte del sistema de drenaje del ojo para mantener la presión de líquido adecuada en el ojo. El daño a este músculo puede provocar problemas de visión.

El músculo ciliar ayuda a las personas a concentrarse.

Este músculo liso es circular y rodea el cristalino del ojo. Está unido al cristalino con pequeñas fibras conocidas como zónulas o ligamentos suspensorios . Cuando el músculo ciliar se relaja, se tiran los ligamentos, lo que aplana el cristalino del ojo.

Con una lente aplanada, alguien puede ver objetos más distantes. Cuando se contrae el músculo ciliar, el anillo se vuelve más pequeño y la lente se empuja a una forma redondeada y abultada que le permite enfocar objetos cercanos. La forma de la lente se puede ajustar minuciosamente para un ajuste fino cuando se trata de enfocar.

El músculo ciliar es un músculo del cuerpo ciliar, un área del ojo que ayuda a las personas a concentrarse.

Es posible realizar cambios de enfoque increíblemente rápidos con el músculo ciliar. Esta estructura en el ojo también permite un enfoque muy preciso en una amplia variedad de distancias, lo que permite que las personas muevan su centro de enfoque rápidamente al examinar varios objetos en el campo visual.

El músculo está inervado por el tercer par craneal , también conocido como nervio motor ocular común , uno de varios nervios que desempeña un papel en el control de los movimientos oculares.

Pueden ocurrir problemas de visión si el músculo ciliar está dañado.

Además de participar en el enfoque, el músculo ciliar también regula el flujo de líquido al canal de Schlemm, lo que permite que el ojo drene el humor acuoso.

Este líquido se produce constantemente y debe drenarse para que la presión en el ojo permanezca constante. Si el ojo no puede drenar el humor acuoso, puede acumularse en el ojo y causar problemas de salud. El glaucoma es un ejemplo de afecciones oculares caracterizadas por una presión intraocular elevada.

Una persona que padece problemas de los músculos ciliares puede tener problemas para concentrarse en la letra pequeña.

Este pequeño músculo se ve mejor con un aumento para que las personas puedan ver los detalles de la estructura muscular y su punto de unión. Con un aumento muy alto, los ligamentos suspensorios pueden verse adheridos al músculo ciliar como mechones de algodón.

La aparente fragilidad de estas estructuras oculta el hecho de que se utilizan miles de veces al día para ajustar el enfoque del ojo con el fin de satisfacer las necesidades de su propietario.

Las personas mayores son particularmente susceptibles a desarrollar problemas de visión.