El polvo de huellas dactilares es un procedimiento utilizado por los agentes de policía en las escenas del crimen para intentar identificar a los sospechosos. Espolvoree polvo sobre las superficies que se tocan comúnmente, o las superficies que son particularmente relevantes para el crimen, para encontrar huellas dactilares podría ayudar a los oficiales a determinar quién es responsable de un crimen. El polvo es necesario para ver las huellas dactilares, que normalmente no son visibles a simple vista.

Se puede usar un polvo blanco para espolvorear las huellas dactilares en una superficie oscura.

El proceso de desempolvar las huellas dactilares está bastante bien capturado por el nombre. La policía cepilla diferentes polvos en las superficies donde es probable que encuentren huellas dactilares. Por ejemplo, si los oficiales están investigando un allanamiento de morada, podrían usar huellas dactilares alrededor de la puerta o ventana donde sospechan que entró el intruso. Las huellas dactilares se detectan más fácilmente en superficies lisas, porque es probable que la textura interfiera con el patrón y no dé como resultado una impresión limpia.

Los investigadores empolvarán una huella dactilar latente con pigmento, un polvo que se utiliza para hacer que la huella sea visible a simple vista.

Los polvos que se usan para quitar el polvo de huellas dactilares pueden variar, pero generalmente son de base mineral con una baja reactividad. En superficies oscuras, se utiliza un polvo blanco, quizás hecho de talco u otros materiales calcáreos. Las superficies más claras requieren un polvo más oscuro para que las huellas dactilares sean visibles, por lo que podrían estar hechas de grafito o carbón. El uso de polvo que contrasta con el color de la superficie es importante porque asegura que los oficiales podrán detectar fácilmente cualquier huella.

Un kit de recolección de huellas dactilares contiene polvo.

Las crestas en la piel humana son responsables de la existencia de huellas dactilares. Los patrones formados por estas crestas son únicos para cada individuo, lo que permite a la policía identificar a los sospechosos después de quitar el polvo de huellas dactilares. Los aceites naturales de la piel hacen que las yemas de los dedos actúen como un sello cuando tocan una superficie. Estos aceites crean un contorno de las crestas únicas en cualquier superficie que toque una persona, lo que resulta en una huella digital. El polvo para espolvorear huellas dactilares se adhiere a los aceites, resaltando el patrón de las crestas y revelando la huella dactilar.

La policía buscará huellas dactilares en cualquier puerta por la que crean que entró un ladrón para robar una casa.

Después de que el polvo revela las huellas, la policía puede potencialmente usarlas para identificar a los sospechosos de un crimen. La cinta transparente se coloca suavemente sobre los contornos de polvo de las huellas dactilares y luego se levanta, transfiriendo el contorno de polvo de cualquier superficie a la cinta. Luego, los oficiales pueden procesar las impresiones e intentar usarlas para averiguar quién cometió un delito. La clave para ellos es averiguar qué huellas pertenecen a la escena del crimen y cuáles no. Volviendo al ejemplo del robo en el hogar, si la policía sabe cómo se ven las huellas dactilares de todos los que tenían permiso para estar en la casa, pueden usar el proceso de eliminación para decidir qué huellas dactilares pertenecen al intruso.