Pulgar del Autoestopista: Costumbres y Señales en Viajes

Anuncios

Se dice que alguien que tiene un pulgar que se dobla hacia atrás cuando está extendido tiene el pulgar de un autoestopista. Este es un rasgo genético y no interfiere con las funciones normales del pulgar. El pulgar del autoestopista tampoco está relacionado con ninguna otra condición genética; es simplemente un fenotipo interesante , parecido a las personas que pueden rizar la lengua. Para ver si tiene el pulgar de un autoestopista, cierre el puño y extienda el pulgar. Si nota una curvatura significativa, ha heredado este rasgo.

El pulgar del autoestopista es un rasgo genético recesivo.

El pulgar del autoestopista es un rasgo recesivo , lo que significa que las personas deben heredar el gen de ambos padres para que se manifieste. Las personas también pueden portar el gen sin exhibir el rasgo, al heredar el gen de un solo padre. Los rasgos recesivos son particularmente interesantes porque pueden parecer que entran y salen de una familia sin razón aparente, gracias al hecho de que pueden acechar en generaciones de genes antes de manifestarse.

Anuncios

Algunas personas con el pulgar de un autoestopista son capaces de doblar la articulación del pulgar hasta extremos que pueden parecer incómodos para las personas que carecen de este rasgo genético. También puede escuchar al pulgar del autoestopista referido como “hiperextensión del pulgar” en una referencia a esto. No hay ninguna ventaja o desventaja particular de tener el pulgar de un autoestopista, y ciertamente no predispone a las personas a hacer autostop.

Tener el pulgar de un autoestopista no es lo mismo que tener doble articulación. Las personas con doble articulación muestran un rasgo conocido como hipermovilidad, que les permite mover sus articulaciones mucho más de lo normal. En este caso, todos los dedos de la mano se pueden doblar y torcer de formas interesantes, además del pulgar.

El estudio de los rasgos genéticos recesivos puede ser muy interesante, porque puede revelar información intrigante sobre historias familiares y regionales. A algunos profesores les gusta usar el pulgar del autoestopista en los ejercicios de clase que demuestran los principios básicos de la herencia genética, mostrando a los estudiantes cómo es el pulgar de un autoestopista y luego animándolos a recopilar datos de sus compañeros de clase. En algunas familias, estos rasgos pueden convertirse en temas de discusión y comentario, y a los niños se les dice que han “heredado el pulgar de la tía Fulano de tal” para darles una conexión más profunda con el resto de la familia.

Anuncios