El radar Doppler es un dispositivo de escucha que usa microondas para “escuchar” cambios físicos. Las microondas se reflejan en los objetos en diferentes momentos según su posición relativa al radar Doppler. Según la rapidez con que se recuperan las ondas, se puede crear una imagen precisa. Se utiliza normalmente en control de tráfico aéreo, pistolas de control de velocidad policial y radiología . Normalmente asociado con la meteorología, el pulso-Doppler puede medir tanto la distancia como la velocidad.

Los meteorólogos utilizan el radar meteorológico Doppler para ayudar a localizar y pronosticar tormentas.

Esta tecnología se basa en el efecto Doppler . Usando esta ciencia, si un objeto estacionario dispara microondas a un objeto en movimiento, la velocidad de las ondas cambiará a medida que cambie la posición del objeto en movimiento. Por ejemplo, si las microondas se enfocan en una persona que camina hacia el radar, estas ondas se volverán más altas y más frecuentes a medida que la persona se acerque a la máquina. Esto se debe a que la distancia entre el objeto y el radar es más corta y las ondas tienen menos espacio para viajar.

Los dispositivos médicos Doppler utilizan ondas sonoras de alta frecuencia para controlar los órganos internos.

Lo contrario también es cierto, lo que significa que si un objetivo en movimiento se alejara de la fuente de microondas, las ondas se alargarían y acortarían a medida que aumentara la distancia entre los dos. En algún momento, estas ondas pueden estirarse tanto que parecen planas. Para crear imágenes a partir de estas microondas, se debe mantener una comunicación constante entre el radar y el objeto. Esta comunicación requiere una salida y entrada continuas de ondas.

El radar Doppler puede ayudar a los meteorólogos a predecir las tormentas invernales.

Hay muchos usos físicos para las imágenes Doppler. En el control del tráfico aéreo, las ondas se utilizan para ver la posición de los aviones en el cielo. Las computadoras personales pueden interpretar un flujo constante de comunicación por ondas como una imagen en movimiento. Los controladores de tráfico aéreo ven los aviones en el aire como representaciones en movimiento de sus ubicaciones físicas, con solo un ligero retraso en tiempo real.

Los meteorólogos usan el radar Doppler para rastrear y predecir patrones climáticos.

La policía también usa un radar Doppler. Una pistola de radar dispara ondas de radio a un objeto en movimiento. Estas ondas golpean el objeto, como un automóvil, y rebotan, pero en lugar de ofrecer la ubicación del objeto, las ondas se miden para determinar su velocidad. Las pistolas de radar también se pueden usar en deportes, para cronometrar las velocidades de los corredores y del béisbol.

El radar se usa para medir la velocidad de los lanzamientos en un juego de béisbol.

El campo de la medicina utiliza Doppler digital para salvar vidas. En este uso, las ondas electromagnéticas se utilizan para dar a los médicos una representación visual del interior de un cuerpo, sin cortar la piel. Estas ondas pueden crear vistas bidimensionales (2D) o tridimensionales (3D) de órganos o sustancias extrañas en el cuerpo. La ecografía del embarazo utiliza Doppler 2D y 3D para darles a los padres y obstetras la primera imagen del bebé.

A medida que avanzaba la tecnología, se creó la ciencia de la imagen Doppler (pulso-Doppler). El radar Pulse-Doppler puede medir tanto la ubicación como la velocidad de un objeto. En términos de meteorología, las ondas rebotan en las nubes para medir su densidad, ubicación y velocidad.

La ecografía del embarazo utiliza Doppler 2D y 3D para darles a los padres y obstetras la primera imagen del bebé.