El seguro a término convertible se puede convertir en un seguro de vida total o permanente en una fecha posterior si se cumplen las condiciones.

El seguro a término convertible es un tipo de cobertura de seguro que puede convertirse en una póliza de seguro total o permanente , asumiendo que se cumplen las condiciones aplicables. Si bien no se ofrece con todos los tipos de pólizas de seguro a término, el seguro a término convertible se ha vuelto más común que en años anteriores. El seguro convertible puede estar relacionado con muchos tipos diferentes de cobertura, pero tiende a centrarse en la emisión de cobertura de seguro de vida .

El seguro convertible tiende a centrarse en el tema de la cobertura del seguro de vida.

Una de las ventajas de una situación de seguro temporal convertible es que el asegurador está obligado por los términos y condiciones de la póliza de seguro temporal a renovar la cobertura, incluso si el asegurado sufre un cambio en el estado de su salud. En muchos casos, esto significa que siempre que los pagos se realicen a tiempo y cumplan con las condiciones de la póliza, la cobertura permanecerá en pleno efecto.

Además de garantizar que la cobertura a plazo continúe, una póliza de seguro a plazo convertible también ofrece la posibilidad de actualizar la póliza de un formato de plazo a un formato completo. Este es generalmente el caso de las pólizas de seguro de vida a término que son convertibles. Suponiendo que el asegurado cumpla con las pautas establecidas en la póliza, es posible que se convierta la cobertura a término en una cobertura de por vida en ciertos momentos durante la vigencia de la cobertura. Este tipo de privilegio de conversión permite que las personas comiencen con una póliza de vida a término relativamente económica, pero luego conviertan la cobertura en de por vida sin la necesidad de pasar por procesos de selección adicionales.

En general, se entiende que el seguro a término convertible es un ejemplo de cobertura de seguro renovable garantizada. Es decir, siempre que los pagos se realicen a tiempo, la póliza no se cancelará y la opción de convertir la póliza seguirá siendo posible. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, por lo general, no es obligatorio convertir una póliza a término en cobertura completa. Si el asegurado lo prefiere, la cobertura puede permanecer como póliza a término mientras el asegurado siga vivo.