Significado de Semen Artificial

Hay dos tipos básicos de semen artificial, a partir del verano de 2011. El primer tipo se utiliza con fines decorativos o demostrativos.

Típicamente, la gente usa este tipo de semen falso durante algún tipo de demostración que, si fuera un evento real, involucraría fluido seminal real. El segundo tipo es más bien un paso adelante científico. Si tiene éxito más allá de las pruebas iniciales, este tipo de semen artificial podría proporcionar beneficios para la salud humana.

El semen artificial puede un día actuar como un tratamiento de fertilidad para ayudar a las parejas que intentan concebir.

Durante años, el semen artificial ha sido cualquier tipo de sustancia, elaborada en bruto o fabricada profesionalmente, diseñada para imitar el aspecto del fluido seminal real.

A veces, este tipo de semen falso se utiliza en las clases de educación sexual. Los profesores pueden emparejar el falso fluido seminal con demostradores de condones que tienen una función de eyaculación.

Por supuesto, esta demostración no tiene que tener lugar en un aula. Puede tener lugar entre dos nuevas parejas sexuales, un padre y un hijo, o en cualquier pareja o grupo en el que participe alguien que no esté familiarizado y necesite aprender cómo funcionan los condones.

Los facilitadores de seminarios de salud sexual, retiros y otros talleres grupales pueden utilizar demostradores de preservativos con funciones de eyaculación que emiten semen artificial.

De manera similar, los profesionales de la industria del sexo pueden usar semen artificial cuando el fluido seminal real no es posible o práctico.

Tales instancias pueden ser durante las sesiones de fotos fijas o incluso sesiones de filmación. Dependiendo del presupuesto de la compañía, esto puede ser comprado a un fabricante o hecho con la propia receta de la industria.

Típicamente, sin embargo, la industria del sexo utiliza un compuesto químico llamado metilcelulosa para sus necesidades de semen artificial. La metilcelulosa no es tóxica ni alergénica y estas, junto con otras características como las propiedades lubricantes, podrían ser la razón por la que se utiliza en otros productos relacionados con el sexo como los lubricantes personales.

El término “semen artificial” también puede referirse al esperma real creado de forma artificial. Técnicamente, este es un uso incorrecto del término ya que el semen y el esperma no son lo mismo.

El semen es el líquido que contiene el esperma. Los científicos que se especializan en temas de fertilidad han creado células germinales que producen espermatozoides. Los experimentos han demostrado que una vez que estas células germinales se insertan en los testículos de los ratones varones, éstos pueden producir esperma que se ve saludable y normal.

Asimismo, cuando el esperma artificial se inserta en los óvulos de los ratones hembra, éstos son capaces de concebir y dar a luz crías saludables, o ratones bebé.

Cuando este procedimiento esté completamente regulado y disponible para los humanos, podría actuar como un tratamiento de fertilidad innovador para ayudar a hombres y mujeres que de otra manera no podrían concebir hijos.

El semen se produce en los testículos, que están contenidos en el escroto.

Qué es el Semen Artificial