Significado | Concepto | Definición:

El transporte ferroviario es el proceso de transportar o transportar personas, ganado y mercancías en general utilizando un vehículo montado en un sistema ferroviario. La forma más común de transporte ferroviario se conoce generalmente como ferrocarril o ferrocarril. Una de las formas más antiguas de transporte, el transporte ferroviario de mercancías y personas, sigue siendo una forma viable y fiable de moverse desde un punto de origen a un destino en el mundo actual.

Una o más locomotoras proporcionan propulsión a los vagones que componen un tren.

Los historiadores no siempre coinciden en los orígenes exactos del transporte ferroviario. Algunos consideran los primeros medios de transporte que implicaban algún tipo de dispositivo con ruedas montado en un sistema de rieles de madera como el precursor del transporte ferroviario moderno. En esta aplicación, el poder para mover el dispositivo se derivó de humanos o animales que jalaron el vehículo hacia arriba y hacia abajo por la serie de vías.

Las locomotoras de vapor se utilizaron para mover vagones a lo largo del siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX.

Otros tienden a considerar que la historia real del transporte ferroviario comenzó con el desarrollo de la máquina de vapor . Con la máquina de vapor surgió el ideal de crear un medio de transporte que se moviera usando la presión del vapor para hacer girar las ruedas del dispositivo.

Para que este tipo de transporte ferroviario funcione, se colocaron vías metálicas y se conectaron con pesadas bridas de madera en la parte inferior de la vía. Los tirantes mantuvieron los dos rieles en la alineación adecuada y ayudaron a que la locomotora fuera más estable cuando se movía a lo largo del sistema de vías.

Los vagones cisterna que se utilizan para transportar gas natural licuado son un tipo de vagón de ferrocarril de carga o material rodante.

Creada a finales del siglo XVIII, la máquina de vapor fue un factor importante en la Revolución Industrial del siglo XIX. Con el tiempo, el transporte ferroviario se hizo muy popular no solo para el transporte de ganado y diversos tipos de mercancías, sino también para el transporte de personas.

Sin lugar a dudas, el transporte ferroviario jugó un papel muy importante en la expansión de los Estados Unidos durante todo el siglo XIX, especialmente después de la finalización de un gran proyecto para conectar la costa oeste con la costa este a través del ferrocarril. A partir de 1869, la migración hacia el oeste fue impulsada por el uso del transporte ferroviario, un método mucho más eficiente que el uso de carros tirados por caballos o diligencias.

El transporte ferroviario es simplemente cualquier tipo de transporte que se basa en el uso del ferrocarril o de las vías del tren.

El transporte de vagones de ferrocarril siguió evolucionando durante la primera mitad del siglo XX. Los refinamientos posteriores permitieron que la máquina de vapor manejara el transporte de más mercancías y de más personas. Los ferrocarriles se mejoraron con la implementación de transmisión eléctrica para aumentar la locomotora de vapor .

El transporte ferroviario se había vuelto tan popular que incluso la introducción del vehículo de motor privado no pudo frenar el entusiasmo del público por viajar en tren. Al mismo tiempo, los ferrocarriles siguieron siendo el principal medio de transporte de mercancías en muchas naciones.

Si bien la creación de la locomoción diésel después de la Segunda Guerra Mundial ayudó a que el transporte ferroviario siguiera siendo una opción viable, otras formas de transporte comenzaron a reducir el uso de los ferrocarriles para el transporte de personas y productos manufacturados.

Los sistemas de carreteras mejorados hicieron que el uso de camiones de largo recorrido fuera mucho más asequible y rápido, lo que permitió a las empresas de transporte competir directamente con los ferrocarriles. Las compañías de autobuses también aprovecharon las mejores carreteras y comenzaron a operar rutas a nivel nacional, lo que permitió a las personas realizar viajes largos a tarifas relativamente económicas.

Las aerolíneas de pasajeros eran mucho más comunes en la década de 1950 y a menudo se mencionan como la razón de la disminución del tráfico de pasajeros en los ferrocarriles en varios países.

Si bien hubo quienes predijeron la desaparición del transporte ferroviario, esta forma de transporte continúa funcionando. En los últimos años, los principales ferrocarriles han encontrado formas de competir con otras formas de transporte terrestre.

En algunos casos, los ferrocarriles se interconectan con otras opciones de transporte como parte de un paquete de transporte general. La creación del transporte de tren ligero que proporciona un transporte rápido desde y hacia un número limitado de lugares también ha demostrado ser una alternativa viable a volar o conducir en algunos casos.

Los trenes de alta velocidad se utilizan a menudo para conectar ciudades en países más pequeños.