Significado de Energía Solar

La energía solar es una fuente de energía alternativa que consiste en aprovechar la energía de la luz radiante emitida por el sol y convertirla en corriente eléctrica.

Desde mediados del siglo XX, la capacidad de aprovechar y utilizar la energía solar ha aumentado enormemente, haciendo posible que los hogares y las empresas hagan uso de la fuente de energía renovable en lugar de depender de medios más convencionales de generación de energía. Continúan las investigaciones sobre las aplicaciones de la energía solar, junto con el desarrollo de formas más rentables de capturar y almacenar la energía para su uso futuro.

Se pueden instalar paneles solares en edificios para crear energía a partir de los rayos del sol.

Los paneles solares pueden ser instalados en edificios para crear energía a partir de los rayos del sol.
En la actualidad, el medio más común de aprovechar la energía solar es la utilización de un sistema que involucra una serie de paneles solares y baterías de almacenamiento.

Los paneles recogen la luz radiante y almacenan la energía captada en las baterías. Mientras que la energía se almacena, también puede ser utilizada en tiempo real para operar varios tipos de maquinaria y electrodomésticos. El exceso se almacena para su uso durante la noche o en otras situaciones en las que la luz radiante no está fácilmente disponible por alguna razón.

Muchos hogares que cuentan con energía solar también están conectados a la red eléctrica.

En un hogar alimentado por energía solar, las baterías son ahora capaces de mantener una fuente de energía que mantendrá el funcionamiento de aparatos tales como estufas, refrigeradores, computadoras y dispositivos de entretenimiento como los televisores.

Al mismo tiempo, el hogar alimentado por energía solar también puede utilizar la energía almacenada para calentar y enfriar la casa o hacer funcionar un calentador de agua. Algunas casas hoy en día utilizan un sistema de energía híbrido que integra el uso de la energía solar junto con la energía suministrada por una red eléctrica tradicional.

Aunque la casa no depende completamente de la energía solar, este tipo de sistema puede minimizar las facturas de los servicios públicos y proporcionar un excelente sistema de reserva en caso de que una sección de la red eléctrica local falle.

Junto con los hogares, los centros de atención médica se están abriendo cada vez más a la idea de la energía solar como fuente de energía en una situación de emergencia. Esto permitiría a un hospital continuar funcionando incluso si la energía fallara por alguna razón y un sistema generador de reserva fuera incapaz de satisfacer la demanda actual de energía.

El precio de los sistemas de energía solar, que en su momento se consideró extremadamente caro de construir e instalar, es considerablemente menor que en las últimas décadas del siglo XX.

Además de ser más asequibles, los nuevos sistemas de energía solar son también mucho más eficientes que los de las generaciones anteriores, lo que les ayuda a ser más atractivos tanto para los propietarios de viviendas como para los de negocios.

Los hogares que funcionan con energía solar pueden ahora alimentar los principales electrodomésticos como estufas, refrigeradores, computadoras y televisores.