Significado de Espacio Social

En sociología, el espacio social es un concepto asociado con el espacio multidimensional donde las relaciones sociales se efectúan a través de la interacción entre actores sociales (seres humanos).

Durante nuestra vida, participamos en varios espacios sociales donde interactuamos con otros seres humanos a través del lenguaje. Podemos considerar como ejemplos de espacios sociales: la casa, escuela, trabajo, iglesia, entre otros.

Espacio social en la Literatura

El concepto de espacio social se utiliza en otras áreas del conocimiento, como en la literatura. Así, el espacio social (o entorno social) en la literatura, comprende el contexto social y el entorno social de las narraciones, donde los personajes están presentes.

Recuerde que las narraciones literarias están constituidas por la trama, el enfoque narrativo, el tiempo, el espacio y los personajes. Otros tipos de espacios que aparecen en las narrativas son espacios: físicos (geográficos), culturales y psicológicos.

Espacio Físico y Espacio Social

Tenga en cuenta que los conceptos de espacio físico y social difieren en la medida en que el primero designa el lugar en sí mismo, por lo que también se le llama “espacio geográfico“. El segundo agrupa las diversas redes sociales en las que se desarrolla la sociedad.

Que es Espacio Social Significado Concepto Definición

Tenga en cuenta que para que exista el espacio social, es necesaria la presencia de actores sociales, lo que no sucede con el espacio físico, es decir, existe independientemente de la presencia de personas.

Bordieu

El sociólogo francés Pierre Bordieu (1930-2002) contribuyó a varios aspectos de la teoría social. Según él, el campo social determina un espacio simbólico (lugar de socialización) donde tienen lugar los intercambios entre agentes.

En el espacio social, los individuos desarrollan identidades donde se perciben las diferencias y las posiciones sociales. Esto ocurre a través de relaciones de poder: capital social, cultural, económico y simbólico.

Así, el capital social es generado por las diversas relaciones sociales que desarrolla el individuo. El capital cultural, por otro lado, es el conjunto de conocimientos (que pueden ser diplomas, títulos, reconocimiento) de los agentes sociales.

Y, finalmente, el capital económico está determinado por la cantidad de bienes que posee el individuo.

Todos forman parte del capital simbólico, es decir, un concepto que define el prestigio y / o reconocimiento de sus agentes dentro del espacio social.

El concepto de habitus, desarrollado por Bordieu, determina un conjunto de acciones y comportamientos adquiridos por los agentes sociales durante la vida a través de las experiencias sociales.

En palabras del autor: “nociones como habitus, campo y capital pueden definirse, pero solo dentro del sistema teórico que constituyen, nunca de forma aislada“.