Significado de Fisiología Humana

La fisiología humana es una ciencia de la vida y una rama de la fisiología animal. Es específicamente el estudio de cómo funcionan los sistemas del cuerpo en buen estado, y este análisis de la función a menudo se realiza a nivel celular, no de células individuales sino de cómo las células trabajan en conjunto para lograr un estado normal de función.

La fisiología humana básica estudia los sistemas del cuerpo que funcionan de manera apropiada y como se espera, mientras que otras disciplinas como la fisiopatología pueden observar la forma en que los sistemas del cuerpo desarrollan enfermedades en un intento de encontrar información sobre cómo curar enfermedades.

Cuando un ser humano pierde la función renal, todo lo demás del cuerpo se ve afectado.

Puede haber varias preocupaciones principales en la fisiología humana desde un punto de vista científico. Estas preocupaciones incluyen la forma en que ocurre la interdependencia entre los sistemas del cuerpo (como el sistema nervioso central y el sistema musculoesquelético). A esto se le llama integración.

Los fisiólogos humanos aplicados pueden trabajar con atletas que han resultado lesionados.

Otro punto de interés es la comunicación, que es la forma en que los sistemas del cuerpo envían señales para funcionar de formas específicas.

Estas señales pueden ser impulsos eléctricos o la liberación de sustancias químicas. Por último, el fisiólogo quiere definir y observar la homeostasis, en cualquiera de los sistemas estudiados. En otras palabras, ¿cómo mantiene el cuerpo un estado normal y cuáles son los procesos mediante los cuales lo hace?

La fisiología humana determina cómo funcionan las partes del cuerpo, como el corazón humano.

Podría ser una simplificación excesiva decir que la fisiología humana intenta responder a la pregunta de “cómo funcionan las cosas”. Sin embargo, esto es bastante preciso y es una pregunta importante a responder.

Comprender la función normal de los sistemas del cuerpo es valioso porque establece líneas de base para comprender qué es anormal.

Es muy difícil diagnosticar una enfermedad a menos que se pueda determinar una clara desviación de la norma y, por lo tanto, establecer esta norma es de gran valor en medicina y en salud humana.

A veces se considera a Hipócrates un fisiólogo.

Por ejemplo, a lo largo del tiempo, la fisiología y la bioquímica han ayudado a determinar qué constituye los niveles sanguíneos normales de ciertas sustancias.

Cuando algo como los niveles de azúcar se vuelven demasiado altos, puede tener un impacto en varios sistemas del cuerpo y ser un indicio de enfermedades como la diabetes.

Solo conociendo los niveles de referencia de varios tipos de azúcar en sangre, los médicos pueden determinar si hay diabetes. Este conocimiento se ha extrapolado para permitir que los pacientes mantengan registros de su propio azúcar en sangre en casa.

Con las pruebas, pueden estar seguros de que están regulando el azúcar en la sangre de manera adecuada o pueden hacer ajustes en los medicamentos cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos o demasiado bajos.

En parte, la fisiología humana se ocupa de la interdependencia entre los sistemas del cuerpo, como el sistema nervioso central y el sistema musculoesquelético.

Se sugiere que los primeros estudios en fisiología y anatomía humanas comenzaron hace más de 2000 años, y los nombres como Hipócrates y Aristóteles generalmente se dan como primeros fisiólogos.

El problema con el pensamiento inicial fue que no permitía muchos exámenes de humanos, y la mayoría de los humanos examinados estaban muertos.

La idea de las células no se postularía hasta mucho más tarde en la historia.

Se hizo mucho más en el campo de la anatomía, que es una disciplina intrincadamente relacionada con la fisiología humana, que describe las formas presentes en el cuerpo, y una vez más, a menos que estas formas fueran obvias y en la superficie, por lo general no obtenían mucho exploración a menos que una persona estuviera muerta.

La fisiología humana es el estudio de cómo funcionan los sistemas del cuerpo.

Fue posible realizar más estudios en animales y, de hecho, la fisiología animal todavía se utiliza y se extrapola a los seres humanos todo el tiempo. Incluso hoy en día, cuando la ciencia médica es mucho más delicada, la mayoría de los humanos no consentirían en estudios de algunas de las formas en que funcionan sus sistemas corporales.

Pocas personas se ofrecerían voluntariamente para que se les induzca ritmos anormales de su corazón como parte de estudios de cardiología electrofisiológica para determinar qué causa las arritmias, ya que esto podría ser peligroso.

Sin embargo, los electrofisiólogos pueden inducir arritmias en animales para determinar qué factores destruyen el equilibrio en el sistema eléctrico del corazón.

Con el tiempo, la fisiología humana ha ayudado a definir los principales sistemas del cuerpo y cómo funcionan para lograr el bienestar.

Los cursos de introducción básica tienden a analizar cada uno de estos sistemas, que pueden definirse aproximadamente como los siguientes: circulatorio, respiratorio, endocrino, reproductivo, inmunológico, musculoesquelético, nervioso, integumento, renal y gastrointestinal.

Si bien dividir el cuerpo en sistemas puede ayudar a describir la función, no siempre es tan claro desde un punto de vista científico.

Los sistemas son interdependientes entre sí. Pierde la función renal o respiratoria y todo lo demás se ve afectado. Además, muchos órganos o partes vitales del cuerpo pueden participar en varios sistemas.

A veces se considera que Aristóteles fue uno de los primeros fisiólogos.

Qué es Fisiología Humana