Significado de Idealismo

El idealismo es la cualidad de lo que es ideal. Es la representación de las cosas en la forma perfecta. Es la propensión o inclinación del espíritu hacia el ensueño, hacia el ideal.

Lo ideal es lo que existe solo en la idea, en lo imaginario, es lo fantástico, el modelo soñado.

En sociología, en el desarrollo cultural, el idealismo consiste en la creación imaginaria de normas de acción consideradas perfectas, ideales y presentadas como un objetivo a alcanzar en la realidad.

El idealismo es básico para el proceso cultural en todos sus aspectos.

En estética, el idealismo es la denominación de sistemas que consideran que el propósito del arte es la representación ficticia de algo que será más satisfactorio para el espíritu que la realidad objetiva.

Es el arte como la realización de ideales y no como la representación de hechos.

Qué es Idealismo Significado Concepto Tipos Ejemplos

El idealismo en Filosofía

Idealismo, en Filosofía, es el nombre común a todos los sistemas filosóficos que hacen de las ideas el principio interpretativo del mundo.

Es la designación general de los sistemas éticos que hacen que las normas sean ideales como normas de acción.

Definición

La Definición de idealismo se basa en la suposición de que el mundo no puede ser entendido. Este pensamiento explica que los sentidos humanos distorsionan el análisis de las cosas.

Es decir, evita que algo sea entendido verdaderamente. Según la teoría de Platón, la única forma de descubrir el mundo es a través de las ideas.

Según el filósofo, la realidad tal como la conocemos es imperfecta, ya que el mundo ideal es perfecto y no puede ser tocado.

Sin embargo, hay varias diferencias entre los pensadores idealistas. A pesar de esto, en general, es posible entender que el idealismo tiene un “yo” subjetivo en el centro del pensamiento. Para entender mejor, es necesario conocer tres sentidos:

La filosofía se ha cuestionado en todo momento sobre la esencia de lo bello, el ideal. Para Platón, el ideal se identifica con el bien, y toda la estética idealista parte de esta comprensión platónica.

Según Platón, cualquier comprensión adecuada de las cosas del mundo sensible debería abstraer sus imperfecciones y alcanzar su esencia, alcanzar el ideal.

Hegel, filósofo alemán, fue uno de los creadores del idealismo alemán. Su corriente filosófica partió de la idea de autoconciencia, para recuperar la ontología (parte de la filosofía que estudia la naturaleza del ser, la existencia y la realidad) como la lógica del ser.

Tipos de Idealismo

Ontológico

Para el idealismo ontológico la naturaleza de la realidad es espiritual y la materia es solo una ilusión incompleta de algo más grande. Entonces la matriz perfecta está hecha de ideas. La filosofía de Platón cae en este aspecto.

Gnoseológico

Para el idealismo Gnoseológico cada ser humano comprende la realidad de alguna manera, ya que las personas son diferentes entre sí.

Por esta razón, el mundo material depende de las ideas subjetivas de cada uno para ser interpretadas y conocidas. La filosofía de Immanuel Kant sigue ese pensamiento.

Práctico

El idealismo Práctico dice que los ideales de conducta se convierten en una especie de guía para que los seres humanos actúen en el mundo.

Por lo tanto, el idealismo propone un sentido de acción. La ética kantiana es un ejemplo de este pensamiento en la vida práctica.

De esta manera, la relación entre “yo” y los objetos cambia según el idealista. Esto se debe a que creen que el “yo” es un objeto en sí mismo. Por lo tanto, es imposible conocer el objeto debido a las deformaciones causadas por los sentidos humanos.

Ramificaciones

En general, el idealismo se opone al materialismo. Pero uno está influenciado por el otro.

Por lo tanto, las filosofías idealistas se centran en idealizar la realidad, dejando de lado consideraciones prácticas. Por lo tanto, hay varios aspectos de este mismo pensamiento:

Platónico

El mejor ejemplo de esta corriente proviene del mito de la cueva, desarrollado por Platón. La alegoría explica que el mundo de los sentidos es como las sombras de la cueva, mostrando solo una proyección de la realidad.

Para conocer la verdad, es necesario liberarse del sentido común y buscar la luz de la razón.

Trascendental

Esta doctrina desarrollada por Kant habla de que cada persona ve las cosas de una manera, desde sus experiencias sociales. En otras palabras, el conocimiento no proviene de una experiencia neutral, está influenciado por el entorno.

Por lo tanto, afirma que el mundo exterior es imperceptible, ya que todo lo que vemos son representaciones imperfectas creadas por la subjetividad de la mente.

Absoluto

Este aspecto, proveniente de Hegel, se centra en la razón como un consejo para la transformación del conocimiento. Por lo tanto, la búsqueda de la razón surge a través de la razón misma.

Por lo tanto, es necesario que la conciencia humana se desarrolle para descubrir el mundo verdadero.

Inmaterialista

Barkeley habla de espiritualidad. Afirma que solo hay subjetividad humana, y la realidad es una mezcla de lo que es con una interpretación de eso. Para el pensador, la materia son ideas intercambiadas entre Dios y los humanos.

El materialismo, sin embargo, defiende la existencia de la materia solamente y que las cosas son como las vemos. De esta manera, tanto el idealismo como el creacionismo son rechazados.

Dado que no es posible existir un mundo de ideas, porque no es tangible. Sin embargo, estas corrientes están vinculadas por la valoración de la ética.