Significado y Definición de Injerto

El injerto es un método utilizado por especialistas que trabajan con plantas (como botánicos o agrónomos) y consiste en la unión de dos especies diferentes.

El proceso se lleva a cabo entre una parte de la planta llamada injerto (o jinete), que se inserta en otra parte de otra planta (u otro individuo de la misma especie), que puede ser el sistema radicular o el tallo conocido como portainjerto (o caballo). ).

El portainjerto es el encargado de conducir los minerales a través de la planta, mientras que el injerto es la parte de interés de la planta para continuar el desarrollo, siendo también responsable de la conducción de sustancias orgánicas producidas por la fotosíntesis a la planta injertada.

Los injertos provienen de partes de la planta principal que desea propagar, mientras que el patrón generalmente usa semillas.

En un injerto cada planta conserva sus características y los tejidos no están completamente unidos.

Sin embargo, la conducción de agua y minerales por el xilema y las sustancias orgánicas originadas por la fotosíntesis y transportadas por el floema ocurren normalmente.

En 2010, el artículo publicado por K. Silberschmidt registró la posibilidad de injertos entre plantas de diferentes familias (categoría taxonómica), demostrada por varios expertos. En este trabajo, el autor informa que la técnica del injerto se viene realizando desde la edad media, como el injerto de manzanos sobre plátanos.

Además, confirma la importancia de los injertos para la investigación de temas en áreas de estudio como la anatomía, la bioquímica y la fitopatología.

Un grupo de ingenieros de EMBRAPA publicó un artículo con recomendaciones técnicas sobre injertos en frutales. El trabajo define el término injerto, además de brindar explicaciones de cómo se realiza la técnica y las ventajas y desventajas (falla del injerto) que pueden ocurrir.

Los ingenieros señalan como ventajas del injerto en fruticultura: la recuperación de huertos; conservación y multiplicación de variedades nobles; la viabilidad de cultivar especies con problemas fitosanitarios, etc.

A diferencia de Silberschmidt, estos autores sugieren que los injertos deben ser realizados por plantas similares, es decir, aquellas que tengan similitudes morfológicas y fisiológicas. Pero no tienen nada en contra de injertar diferentes especies.

Entre las fallas, los ingenieros informan que puede ser causada por el incumplimiento de las reglas básicas durante la realización de la técnica, ya que las ramas del injerto deben usarse el mismo día que se desprenden de las plantas matriz; las hojas deben descartarse; el contacto entre los tejidos del intercambio vegetal debe yuxtaponerse; Se debe realizar la asepsia de los materiales utilizados durante el proceso.

Existen métodos de injerto más utilizados, como el burbujeo, que consiste en resaltar la yema vegetativa (o burbuja) de la planta matriz, la seleccionada para propagación e introducirla en el portainjerto, que puede ser de una especie cercana, o el mismo.

La bifurcación es otro método, en el que destaca parte de la rama (injerto) que se insertará en el tallo de otra (portainjerto). Entre estos métodos, se clasifican algunos tipos, donde se seleccionan los que garantizan las mayores posibilidades de éxito.

Qué es Injerto