Descubre la historia y significado de Ius Primae Noctis.

Ius primae noctis o el "derecho de la primera noche", a veces conocido como droit de seigneur , es un derecho legendario que supuestamente poseían los señores feudales. De acuerdo con los términos de este derecho, el señor de la mansión tenía derecho al lecho matrimonial la primera noche del matrimonio de un siervo o un campesino. Aunque se pueden encontrar numerosas historias al respecto, y el concepto se ha utilizado como un dispositivo de trama en muchas películas y novelas, alguna evidencia histórica sugiere fuertemente que este derecho nunca existió.

El rey Juan gobernó Inglaterra a principios del siglo XIII, cuando se suponía que estaba en vigor el Ius primae noctis o el "derecho de la primera noche".

Los señores feudales ciertamente tenían un gran poder sobre los siervos y campesinos que vivían en sus tierras, y tenían una serie de derechos de gran alcance, que iban desde la prioridad en la época de la cosecha hasta el derecho a cazar y pescar libremente. En la era feudal, los residentes de una mansión también estaban estrictamente controlados por el señor, y se esperaba que cumplieran sus órdenes, incluso si la legalidad de un orden en particular no estaba específicamente establecida en la ley.

Anuncios

En la ficción, un señor a menudo tiene derecho a llevar a la esposa de un siervo a su castillo en su noche de bodas.

Las leyendas sobre el ius primae noctis probablemente tienen sus raíces en la tradición de que los campesinos, siervos y otros residentes de una mansión necesitaban pedir permiso al señor para casarse. La idea era que el señor podía perder trabajadores a través de un matrimonio, por lo que tenía un interés personal en controlar cuándo y con quién se casaban las personas. Además, los recién casados ??a menudo debían pagar un impuesto por matrimonio a la Iglesia, una forma de diezmo, y en algunas partes de Europa, se esperaba que el padre de la novia hiciera un pago al señor de la mansión para compensarlo por las molestias. del matrimonio.

Las tradiciones de pedir permiso y pagar impuestos nupciales están claramente documentadas en materiales del área feudal, lo que sugiere que ocurrieron y fueron ampliamente aceptadas. Muchas descripciones de bodas feudales también incluyen discusiones sobre bromas obscenas y rituales humillantes que a menudo jugaban con el poder del señor. Estos hechos reales parecen haberse combinado con el tiempo en historias sobre ius primae noctis.

Anuncios

La vida feudal era bastante desagradable para las personas de los estratos más bajos de la sociedad y, en rigor, la mayoría de los señores de la mansión podían obligar a las mujeres a participar en actividades sexuales, estuvieran casadas o no. Dado que el poder del señor sobre sus siervos y campesinos era ampliamente aceptado, difícilmente habría necesitado una justificación para acostarse con campesinas.

La evidencia histórica sugiere que el ius primae noctis nunca existió.

 

Anuncios

Mira estos Artículos

Subir