Significado de Justicia

El concepto de justicia tiene su origen en el término latino iustitĭa y se refiere a una de las cuatro virtudes cardinales.

¿Qué es la Justicia?

[the_ad id=”3894″]La justicia es la particularidad de lo que es justo y correcto, como el respeto a la igualdad de todos los ciudadanos, por ejemplo.

Es el principio básico que mantiene el orden social a través de la preservación de los derechos en su forma legal.

La justicia puede ser reconocida a través de mecanismos automáticos o intuitivos en las relaciones sociales, o mediante la mediación a través de los tribunales.

En Roma, la justicia está representada por una estatua, con los ojos vendados, lo que significa que “todos son iguales ante la ley” y “todos tienen las mismas garantías legales” o “todos tienen los mismos derechos“.

La justicia debe buscar la igualdad entre todos.

Significado Concepto Definición de Justicia

Según Aristóteles, el término justicia denota, al mismo tiempo, legalidad e igualdad. Por lo tanto, solo es el que guarda la ley (justicia en sentido estricto) y el que lleva a cabo la igualdad (justicia en sentido universal).

Tribunal de Justicia

En el sistema judicial, el Tribunal de Justicia está compuesto por jueces de segunda instancia, conocidos como jueces.

Los tribunales de justicia se y clasifican según su jurisdicción.

  • Por ejemplo, el Tribunal  Electoral (responsable de la aplicación de la justicia en la esfera electoral),
  • Tribunal de Justicia del Trabajo (responsable de la aplicación de la justicia en el trabajo) y la
  • Corte Suprema de Justicia (responsable de la aplicación de la justicia en todo el territorio nacional) )

Por otro lado, la justicia se refiere al poder judicial y al castigo o castigo público. Por lo tanto, cuando la sociedad “pide justicia” frente a un delito, lo que hace es pedirle al Estado que se asegure de que el delito sea juzgado y castigado con la pena merecida, de acuerdo con la ley vigente.

En asuntos de religión, la justicia es el atributo de Dios por el cual ordena todas las cosas en número, peso o medida. Así, la justicia es la disposición divina con la que castiga o compensa, como cada uno lo merece.

La justicia es también una de las cuatro virtudes cardinales y, según la doctrina de la Iglesia católica, consiste en “la voluntad constante y firme de dar a los demás lo que se les debe“.

Se puede decir que la justicia tiene una base cultural (basada en un consenso social sobre el bien y el mal) y una base formal (una que está codificada en disposiciones escritas, aplicadas por jueces y personas especialmente designadas).

Cabe señalar que el concepto de justicia social se utiliza para referirse al conjunto de decisiones, reglas y principios considerados razonables de acuerdo con un grupo social particular.

El término permite referirse a las condiciones necesarias para que una sociedad se desarrolle relativamente igual en términos económicos.

Incluye el conjunto de decisiones, reglas y principios considerados razonables para garantizar condiciones de trabajo y de vida dignas para toda la población.