La hipoteca mobiliaria es muy importante para el mercado de muebles, inmobiliario e inmobiliario en general. Esto se debe a que se trata de un modelo de garantía inmobiliaria, cuya base es la transferencia de activos para pagar una determinada deuda. Este pago debe tener un acuerdo firmado entre ambas partes.

También conocida como gravamen sobre garantía, la práctica de la venta fiduciaria es más común en Brasil de lo que uno podría pensar, especialmente cuando se trata de negociaciones que involucran automóviles y bienes raíces. Así, el bien es adquirido por el comprador a partir de un crédito pagado a plazos.

¿En qué situaciones se utiliza la hipoteca mobiliaria?

Este es un término muy común, por ejemplo, en los contratos de préstamo, que garantiza la legalidad de la transacción. La expresión en sí significa que el activo en cuestión permanece con su propietario, pero que se “transfiere” a la institución financiera hasta que la deuda se liquide por completo.

Esta es una forma de garantizar el pago de las cuotas. El deudor sigue utilizando el inmueble con normalidad, pero si quiere venderlo o hacer algún tipo de reforma, debe comunicar la acción a su respectivo acreedor.

En los casos de venta, por ejemplo, el importe se utiliza, en general, para saldar la deuda, total o parcialmente, que debe estar previamente incluida en el contrato.

¿Por qué surgió la venta fiduciaria?

Este recurso legal surge para liberar la práctica de préstamos garantizados en nuestro país. Esto se debe a que la hipoteca se había quedado obsoleta debido a las barreras legales (en el pasado, había muchos procedimientos legales para, finalmente, cobrar las garantías).

Es a través de este modelo de garantía que algunas instituciones recuperan activos mediante procesos extrajudiciales, que terminan siendo menos complicados que en el pasado.

Al mismo tiempo, este modelo trajo menos incumplimiento por parte de los clientes, quienes comenzaron a hacer la planificación financiera con más cautela.

La ley de gravamen legal

La determinación legal que rige este modelo de garantía se encuentra en la Ley N ° 9514/97, donde el artículo 22 dice que se trata de un negocio legal mediante el cual el deudor negocia la transferencia del bien con el acreedor. El propósito de esta negociación es utilizar la propiedad en cuestión como garantía.

Este modelo puede ser contratado tanto por particulares como por empresas. En el contrato, cierta información es obligatoria, como el monto de la deuda, los términos y condiciones de pago del préstamo y la descripción del objeto de enajenación, así como la indicación de propiedad y método de adquisición.

Obtenga acceso a fondos

más rentable en Brasil

  • Este campo é para fins de validação e não deve ser alterado.

Precauciones sobre préstamos

Para no tener que pasar por dificultades por la pérdida de un inmueble por enajenación fiduciaria, lo ideal es tomar ciertas precauciones antes de pensar en solicitar un préstamo.

La primera de estas precauciones es hacer un análisis financiero antes de intentar cerrar dicho contrato. Hay que saber si las cuotas “cabrán en el bolsillo”, no faltar compromisos importantes o tener que elegir entre el préstamo y otra cosa que tenga carácter urgente.

También es necesario buscar empresas serias y seguras, que tengan un mínimo de historia positiva para evitar caer en manos de charlatanes o simplemente instituciones desorganizadas.

También es importante señalar que absolutamente ninguna institución crediticia puede cobrar fondos por adelantado para la liberación de crédito. Por lo tanto, desconfíe si le piden un anticipo del préstamo.

Pra finalizar, podemos dizer que, caso você realmente faça um empréstimo com garantia, tendo como modelo a alienação fiduciária, as vantagens são muito boas, entre elas, juros baixos, valores mais altos de solicitação de crédito e prazos longos de parcelamento.

E, como dito anteriormente, seja organizado e planejado em suas ações. Assim, o empréstimo que você pretende solicitar irá ajudar de verdade naquilo que realmente precisa.