Significado | Concepto | Definición:

La amortiguación de vibraciones es una tecnología que se utiliza para reducir la cantidad de vibraciones en un sistema. Esta tecnología se puede utilizar en una amplia variedad de configuraciones para el control de vibraciones. Para aplicaciones especializadas, los ingenieros pueden diseñar un sistema de amortiguación de vibraciones personalizado, mientras que en otros casos, las personas pueden usar sistemas y productos genéricos que se pueden instalar como kits para trabajar con el sistema.

Hombre con un taladro

Este tipo de control de vibraciones es diferente del aislamiento y la cancelación de vibraciones. En todos los casos, el objetivo es abordar las oscilaciones que caracterizan la vibración y que también pueden causar sonidos. El método de control que es más eficaz y apropiado varía, según las necesidades del sistema y la forma en que se utiliza.

Con la amortiguación de vibraciones, el objetivo es reducir las vibraciones con absorción de impactos y otras técnicas. Por ejemplo, en el piso de una fábrica, las baldosas amortiguadoras de vibraciones se pueden usar como piso para absorber la vibración del equipo. Asimismo, se pueden colocar acolchado y otros tipos de aislamiento sobre o alrededor del equipo para minimizar la cantidad de vibración que se produce. Los soportes de amortiguación especializados también se pueden utilizar para ajustar el equipo al piso, banco o pared de una manera que reduzca la vibración. Los tipos específicos de vibraciones también se pueden abordar con accesorios de amortiguación particulares.

Una razón para utilizar la amortiguación de vibraciones es la salud, la seguridad y la comodidad del trabajador. Estar en un entorno con mucha vibración puede ser desagradable y potencialmente peligroso; la maquinaria pesada puede contribuir, por ejemplo, a la pérdida de audición. Al amortiguar, las empresas pueden hacer que los entornos de trabajo sean más seguros. Esto reduce el riesgo de lesiones de los empleados y ayuda a las empresas a retener a los empleados al demostrar que están comprometidos con un lugar de trabajo saludable.

Otra razón es proteger el equipo. La vibración sostenida puede causar daños que varían en naturaleza, pero que pueden causar un desgaste anormal que conduce a un mal funcionamiento o rotura. Los equipos muy sensibles necesitan una protección especial contra vibraciones para evitar errores de registro, fallas de funcionamiento, mediciones inexactas y otros problemas. La amortiguación de vibraciones en este caso mantiene el equipo en mejores condiciones, reduciendo los costos de mantenimiento y reemplazo.

Las necesidades de cada sistema son diferentes. Puede ser útil consultar a un ingeniero para discutir las necesidades de amortiguación de vibraciones de un sistema en particular, con el ingeniero evaluando la situación sobre la base del equipo utilizado, cómo se está utilizando, etc. Él o ella pueden hacer recomendaciones específicas que abordarán las principales necesidades del sistema.