Una ceramida es una molécula lipídica compuesta por el aminoácido esfingosina y un ácido graso. Estas moléculas existen en grandes concentraciones en la membrana plasmática de una célula y actúan como moléculas de señalización para una serie de funciones celulares. También pueden tener un papel en ciertos estados patológicos, como cáncer, diabetes , obesidad e inflamación .

Las ceramidas pueden tener un papel en estados patológicos como la obesidad.

Todas las células están cubiertas por una membrana semipermeable compuesta por una bicapa lipídica , dos filas de moléculas lipídicas. Cada molécula de lípido tiene una cabeza de proteína hidrófila que mira hacia el exterior de la membrana y una cola compuesta de ácido graso. La membrana celular está diseñada para permitir selectivamente que las moléculas entren o salgan de la célula y ayuda en una serie de funciones celulares. En una ceramida, la cabeza es esfingosina.

La ceramida desencadena funciones celulares que incluyen detención del crecimiento celular, senescencia celular, diferenciación, proliferación, adhesión, migración celular y apoptosis o muerte celular programada. Se cree que ayuda a suprimir la propagación del cáncer a través de algunas de estas funciones. Una serie de sustancias químicas y otros desencadenantes asociados con el estrés conducen a la generación de estas moléculas en las células.

Hay tres métodos para generar ceramida: hidrólisis de esfingomielina , síntesis de novo y vía de rescate. En la hidrólisis de la esfingomielina, la esfingomielina, un esfingolípido común en la membrana celular, es activada por la enzima esfingomielinasa para someterse a una hidrólisis, en la que la molécula se descompone mediante una reacción con el agua. Como resultado, se produce ceramida.

En la síntesis de novo, una serie de enzimas crean la molécula a partir de varias más simples. Se sintetiza en el retículo endoplásmico en este proceso y luego se transfiere al aparato de Golgi . En la vía de rescate, los esfingolípidos complejos se descomponen para formar esfingosina, que a su vez se usa para sintetizar ceramida.

La ceramida aún no se comprende completamente y se desconoce el proceso mediante el cual actúa como molécula de señalización. Se ha planteado la hipótesis de que estabiliza las balsas lipídicas , plataformas hechas de lípidos más pequeños , que pueden vincular señales extracelulares con señales dentro de la célula.