Una clasificación de voltaje es una evaluación basada en la investigación y la experimentación que ayuda a determinar cuánto voltaje puede ser utilizado de manera segura por un dispositivo o forma de cableado en particular durante la vida útil del dispositivo o cableado. Para los dispositivos eléctricos y electrónicos, esta clasificación se determina durante el desarrollo y la prueba del producto aumentando los niveles de voltaje hasta que los dispositivos se descomponen o comienzan a funcionar mal. La clasificación de voltaje no es el máximo al que ocurre la ruptura, es un porcentaje del máximo y está destinado a ser un nivel seguro para un uso prolongado. Para el cableado, el voltaje toma en consideración los materiales utilizados para construir el cableado, el grosor de los cables y el uso previsto del cableado. Se ha establecido una escala de clasificación de voltaje para todas las formas de cables eléctricos.

El cableado que se utiliza en el sistema eléctrico de una casa residencial debe cumplir con una clasificación de voltaje específica.

Propósito

El propósito principal de una clasificación de voltaje es garantizar que el usuario del cableado o el dispositivo pueda esperar razonablemente utilizar el material para los fines previstos y no encontrar peligro para el usuario o dañar el dispositivo. Desde esta perspectiva, la clasificación especificará cuánta corriente eléctrica se puede transportar de manera segura a través del cableado y definirá el tipo de corriente que se puede conducir de manera segura a través del cable. Seguir el estándar establecido por la clasificación de voltaje disminuye en gran medida las posibilidades de sobrecalentamiento e incendios eléctricos.

Rangos

No existe ningún dispositivo fabricado comercialmente que no haya sido probado y certificado con una clasificación de voltaje. Dependiendo de la construcción y el uso previsto del cableado del dispositivo, la clasificación podría variar mucho. Por ejemplo, los valores nominales de voltaje para cables de cobre con aislamiento mineral (MI) generalmente son cercanos a 1,000 voltios. El cableado de las lámparas de mesa y otros pequeños electrodomésticos suele ser mucho menor.

Estándares de seguridad

Al establecer una clasificación que especifique el voltaje más alto que el cableado puede transportar y seguir funcionando dentro de los límites de seguridad aceptables, los gobiernos y otras organizaciones pueden establecer estándares para el cableado según sus aplicaciones. El cableado que se utiliza en el sistema eléctrico de una casa residencial, por ejemplo, normalmente debe cumplir con estándares específicos y estar dentro de un rango determinado. Lo mismo ocurre con el cableado en edificios públicos. Muchos tipos de maquinaria que se utilizan en la producción de bienes y servicios también deben contener cableado que cumpla con los estándares y una tensión nominal que se considere razonable para el nivel de corriente que la máquina necesitará para funcionar correctamente a largo plazo.